Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Molinón vuelve a mostrar su arraigo antimadridista

  • Recimiento hostil al equipo madridista, en especial a José Mourinho
Recimiento hostil al equipo madridista, en especial a José Mourinho
Defensa Central - DC Defensa Central - DC

Objetivo cumplido. Eso es lo que debió pensar Manuel Preciado cuando vio con sus propios ojos el recibimiento que le tributó la afición del Sporting de Gijón al Real Madrid en su visita a El Molinón. Lo que no tuvo en cuenta el técnico cántabro es que con insultos y cánticos subidos de tono no se ganan los partidos…

Manuel Preciado, tras despotricar sin piedad contra José Mourinho por unas declaraciones en las que el portugués tenía toda la razón del mundo, hizo la de Pilatos al asegurar que si El Molinón recibía mal al Madrid sería única y exclusivamente por culpa de su entrenador. La Federación, como siempre que está el Madrid de por medio, ha callado ante esta clarísima incitación a la violencia. Pero a este Madrid, que aún no ha perdido en ninguna de las tres competiciones, no hay nada ni nadie que pueda con él. Ya les pueden insultar, gritar, escupir y provocar que los de Mourinho están por encima de todo eso, y por ello se han llevado los tres puntos de El Molinón.

Como viene siendo habitual en sus desplazamientos fuera de la capital de España, los que más cánticos ofensivos escucharon fueron la dupla portuguesa formada por José Mourinho y Cristiano Ronaldo. Al primero de ellos se le dedicaron toda clase de canciones indecentes debido a su cruce de declaraciones con Preciado. Y al segundo porque por desgracia ya se ha convertido en costumbre en todos los estadios del fútbol español. Pero el fútbol es de los futbolistas, no de los desalmados que se dedican a enturbiar este deporte, y el Real Madrid, como el Mejor Club del siglo XX que es, volvió a demostrar una vez más quien es el que manda en la Liga Española.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información