Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Ya sé lo que es ganar en el Camp Nou"

  • FP cree que el partido de esta noche no será decisivo de cara al título de Liga
FP cree que el partido de esta noche no será decisivo de cara al título de Liga
Redacción Redacción

Los presidentes del FC Barcelona y Real Madrid, Sandro Rosell y Florentino Pérez, han materializado con un amistoso abrazo la "unión" entre sus clubes, como representantes del fútbol que serán esta noche --el 'clásico' será visto en todo el mundo--, y han coincidido en pedir 'fair-play' entre aficiones.

 

Antes de la comida de directivas, en el Real Club de Tenis de Barcelona, Rosell animó a la afición blaugrana a ser bandera del 'fair-play' y a demostrar que el fútbol "no separa sino que une", mientras que Florentino Pérez aseguró que este 'clásico' es un elemento "de unión y no de fricción". Rosell, en su primer 'clásico' como presidente y 46 en total en su vida, ha pedido que el partido de esta noche sea un ekemplo para todo el mundo. "Una cosa que tenemos que transmitir a todo el mundo, que dos grandes rivales como Real Madrid y Barça se tienen que dedicar a jugar y a demostrar que el fútbol no separa sino que une", espetó Rosell.Coincidiendo con su técnico, Josep Guardiola, el presidente blaugrana aseguró que "en absoluto" el 'clásico' será "definitivo". "Me refiero a los técnicos, es importante pero en absoluto definitivo. Gane quien gane, hoy no va a salir el campeón de la Liga. Pero hay que ganarlo, una cosa no quita la otra", apuntó. "Me gustaría significar con el presidente y mi amigo Florentino lo que entiende que es el fútbol. Tenemos que luchar para que nuestros equipos lo hagan lo mejor posible sin olvidar que el Real Madrid es un equipo importantísimo. Queremos ganar todos los partidos y en especial éste", manifestó Rosell.

Por su parte, Florentino Pérez cree que, "honestamente", el duelo enfrente a los mejores equipos del mundo y que ambos estarán "a la altura de las circunstancias". "No solo en cuanto al 'fair-play' sino también ante el juego bonito que tenemos la obligación de hacer", afirmó.Ambicioso, recordó haber visto ya como presidente victorias blancas en el Camp Nou, y subrayó estar en Barcelona "con esa ilusión". "Siempre venimos con la ilusión de ganar. He visto aquí como presidente al Real Madrid ganar, más de una vez, y con esa ilusión venimos, pero también con la ilusión de contribuir a la fiesta del fútbol, como un elemento de unión y no de fricción", manifestó el presidente blanco. "Estoy de acuerdo con Rosell en que después de este partido parece que se acabe el mundo, pero no. Parece que no haya partido como éste, que transfiere nuestras fronteras. Tenemos que seguir alimentando esto sobre las bases del juego limpio y juego bonito", advirtió el empresario que negó que la actitud de José Mourinho o Cristiano Ronaldo ensucien la imagen blanca, que ve "como siempre".

En cuanto al nivel de los blaugrana, no dudó en confesar que, pese a no ser "el más adecuado para decirlo", es "un gran equipo". "Para el Real Madrid es un placer jugar contra este Barça tan bueno", sentenció.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información