Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Benzema: el tiempo se le agota

  • Su suplencia ante el Valencia fue un serio aviso de Mourinho a la directiva
Su suplencia ante el Valencia fue un serio aviso de Mourinho a la directiva
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Karim Benzema está pasando por su momento más complicado en su corta etapa como jugador del Real Madrid. Su suplencia ante el Valencia, pese a ser el único delantero centro que tenía disponible Mourinho, fue un serio aviso a navegantes del entrenador: en primer lugar al jugador, del que está disconforme con su rendimiento; y en segundo lugar a la Dirección Deportiva, al que le exige para el mes de enero el fichaje de un delantero centro de garantías.

Al ex del Lyon se le acaba el tiempo para demostrar su valía en el Real Madrid. Todos los estamentos del club (afición, directiva y entrenador) le exigen resultados en forma de buen rendimiento y goles, algo que de momento no está aportando el delantero. Mourinho, consciente de que el jugador puede estar volviendo a dormirse en los laureles tras la lesión de larga duración de Higuaín (estará alrededor de dos meses de baja), le dejó ante el Valencia en el banquillo de los suplentes, prefiriendo jugar con Özil como falso ‘9’ antes que con el único delantero sano que en estos momentos tiene la plantilla.

Y es que Benzema parece no haber comprendido aún lo que espera la afición del Santiago Bernabéu de él. Al público de Concha Espina no quiere delanteros que vivan únicamente de empujarla en la línea de gol. Esa clase de jugadores las ha tenido el club (Anelka, Huntelaar, Saviola…) sino que quiere  futbolistas que breguen, que no den un solo balón por perdido, y que lo den todo por los suyos hasta que el árbitro decrete el final de los partidos. Futbolistas de esa estirpe (Raúl, Zamorano, Hugo Sánchez, Juanito, Higuaín, etc) son los que a la larga se llevan el reconocimiento del público. Y ese sacrificio es el que le falta mostrar a Benzema para que las dudas que hay sobre él acaben disipándose.

Los dos próximos partidos del equipo merengue, ante Auxerre en Champions y Zaragoza en Liga (ambos, a priori, muy asequibles para los merengues) deben servir para que Benzema dé de una vez por todas un puñetazo sobre la mesa y demuestre que puede ser titular en este equipo. De no hacerlo, apenas quedan cuatro semanas para que quede abierto el plazo para realizar incorporaciones en el mes de enero, y ya se sabe lo dispuesto que estaría Mourinho de fichar a otro delantero… A Benzema se le acaba el tiempo, y si no espabila pronto lo va a tener muy difícil para recuperar la confianza de su entrenador.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información