Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barcelona es un producto acabado

  • El club blanco "no está estructurado para la dimensión que posee"
El club blanco "no está estructurado para la dimensión que posee"

El Real Madrid carece de la "empatía funcional que tiene que existir para el éxito de una gran empresa, un gran club, a todos los niveles del mundo empresarial", según ha asegurado su entrenador, José Mourinho, en una entrevista a O'Jogo.

 El técnico ha afirmado que el club blanco "no está estructurado para la dimensión que posee" y ha reclamado que dentro de él las personas deberían "trabajar todas con el mismo objetivo".

 

 

 

 

Mourinho ha reconocido que duda de si será capaz de instaurar el modelo que busca en el Madrid. "No sé si lo haré. En el fútbol siempre he ganado mis batallas con todo respeto y todo el amor, contra el enemigo exterior, es decir, superando las dificultades planteadas por los adversarios. No sé si puedo ganar las batallas de la empatía interna".

Sobre la tirante relación de Mourinho con el director general del Real Madrid, Jorge Valdano, el entrenador ha asegurado no tener "guerras soterradas con nadie". "Lo que tengo que decir lo digo siempre. Mis guerras, cuando existen, son guerras abiertas y declaradas", ha explicado.

También ha negado ser un provocador. "Es el mundo el que es hipócrita (...). Me da tristeza ver que hay personas que no tienen la capacidad para ser honestas, prefieren no ver las cosas y optan por esconderse detrás de lo que es políticamente correcto. No me gusta ver que hay gente a la que se le paga como príncipes para trabajar para los clubes y que acaban por colocar sus intereses y su propia imagen por delante de los del club".

"El Barcelona es un producto acabado"

"Simplemente no estoy de acuerdo con los que dicen que mis equipos no juegan bien", se ha defendido Mourinho. "Hay campeonatos donde con 48 puntos al final de la primera vuelta sería superlíder", ha comentado sobre la segunda posición del Madrid en la Liga, tras el Barcelona. "Competimos con un producto que es, como yo digo, un producto acabado.

Un producto de muchos años de trabajo con la misma filosofía, la misma idea de juego, disponiendo de jugadores formados y perfeccionados en la escuela". Algo que el luso considera un aliciente: "Necesito desafíos y dificultades que me motiven.

La pregunta es esta: Después de ganar seis campeonatos en tres países diferentes, ¿Por qué no intentarlo en España, pese a ser consciente de la existencia de una realidad que es complicada y difícil?". Tras lo que ha concluido: "El Barcelona juega mucho, pero el Madrid también".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información