Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mourinho, atado de pies y manos

  • Cuatro titulares están apercibidos de sanción en Champions.
Cuatro titulares están apercibidos de sanción en Champions.
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

José Mourinho va a tener que estar muy pendiente del árbitro en el partido de vuelta ante el Olympique de Lyon en el Santiago Bernabéu de dentro de tres semanas. Y no solo por la trascendencia del encuentro en sí, sino que la batalla de Gerland dejó tras de sí consecuencias fatales para cuatro de los integrantes de la plantilla madridista..

 

Y es que Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Raúl Albiol y Ángel di María se perderían el partido de ida de los cuartos de final de la Champions si el árbitro de turno les mostrara una cartulina amarilla ante los franceses del Lyon. Cristiano Ronaldo y Albiol ya corrieron el riesgo de perderse el partido de vuelta ante los franceses si veían una amarilla en el estadio de Gerland. Finalmente no fue así y los dos podrán estar a disposición de su técnico para acabar, después de seis años de sinsabores, con la denominada maldición de los octavos de final.

Pero tras el partido en Francia del martes hay dos jugadores que se trajeron consigo un apercibimiento de suspensión. Y es que Sergio Ramos y Di María vieron su segunda amarilla en lo que llevamos de competición (en el caso del español la segunda de su segundo ciclo de tarjetas), por lo que si vieran una más se perderían el siguiente partido. Lo grave del asunto es que fueron dos amarillas completamente evitables: la de Ramos fue nada más empezar el partido por entrar de manera desproporcionada a Delgado; y la de Di María fue por seguir una jugada después de que el árbitro hubiera pitado una falta.

Son cuatro apercibidos que deberán andarse con ojo a la hora de elegir el momento adecuado para ver una nueva tarjeta. Porque aquí el problema no es que puedan perderse un partido de cuartos de final, ya que eso es algo común a todos los equipos de esta competición, sino que exista el riesgo de perderse, incluso, la mismisima final. ¿Se imaginan que le ocurriera eso a Cristiano Ronaldo? Mejor sería ni pensarlo…

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información