Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Teixeira Vitienes será el encargado de pitar el derbi entre Atlético y Real Madrid

  • El cántabro viene de perdonarle la expulsión a Milito por una agresión clarísima al zaragocista Sinama.
Teixeira Vitienes, el árbitro que no echó a Busquets y a Milito, pitará el ATM-RM
I.L I.L

El Real Madrid tendrá que sobreponerse, en el derbi del próximo sábado día 19 ante el Atlético, al trencilla designado para pitar el choque entre los eternos rivales de la capital: Fernando Teixeira Vitienes.

El colegiado cántabro no viste de azulgrana cada vez que salta a un terreno de juego aunque por alguna de sus actuaciones cualquiera diría que no estamos hablando del colegiado encargado de pitar cualquier pachanga informal en el Camp Nou o en el Mini Estadi.

Teixeira no trae buenos recuerdos al madridismo. Y es que la pasada temporada fue el encargado de anular un gol legal a todas luces de Raúl González en El Molinón que impidió la victoria del Madrid. El partido acabó 0-0 y el Madrid se dejó dos puntos que, a la larga, fueron decisivos en el desenlace del campeonato de Liga.

Sin embargo, no es su ‘actuación’ más sonada. El pasado 3 de mayo en El Madrigal, Teixeira se permitió el lujo de falsificar el acta arbitral para justificar la no expulsión del jugador del Barcelona, Sergio Busquets, tras haber visto éste dos cartulinas amarillas. El colegiado no expulsó al jugador catalán a pesar de que había visto dos tarjetas. Ante el clamoroso error, Teixeira, en lugar de reconocer su equivocación, escurrió el bulto en el acta del partido apuntándole le tarjeta que le correspondía a Busquets al jugador del Villarreal, Joseba Llorente.

Hace una semana volvió a mostrar sus colores

Sin ir más lejos, hace menos de una semana, una entrada brutal y terrorífica del barcelonista Gabriel Milito sobre Sinama Pongolle, al estilo De Jong a Xabi Alonso en la final del Mundial, merecedora de tarjeta roja a todas luces, fue castigada únicamente con amarilla por el árbitro. Igual ignoró que lo que pitaba era fútbol y no karate.

Mucho cuidado deberá tener el Madrid si no quiere que el jugador número 12 que, por norma, se instala como rival junto a los rivales de los de Mourinho saque su silbato a pasear en contra de los intereses del equipo merengue.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información