Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Londres, una pelea con sabor a trámite para el Madrid

  • Los blancos tienen en su mano volver a las semifinales de la Liga de Campeones.
Tottenham-Real Madrid (20.45)
David Jorquera - La Previa David Jorquera - La Previa

El Real Madrid juega esta noche en Londres con el objetivo de hacer bueno el 4-0 conseguido en el partido de ida disputado en el Santiago Bernabéu. Los de Mourinho, que hará algunos cambios con respecto a su equipo titular, intentarán, además, permanecer invictos en Champions, a la par de dejar una buena imagen en la víspera de partidos tan importantes como los del sábado, en Liga, ante el Barcelona o el del próximo miércoles, ante idéntico rival, en la Copa del Rey.

Partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones y el madridismo está más pendiente de comerse al Barcelona a partir del sábado que del partido de esta noche. Raro, raro, raro, que diría aquel. Sin embargo, razones tiene la afición blanca para poder desviar su mirada hacia el eterno rival tras el estropicio que le hicieron Mourinho y los suyos al Tottenham en el partido de ida de la Champions. El 4-0 del Bernabéu es el mejor colchón para descansar (que no para dormirse) que puede tener el Real Madrid sobre el tapete de White Hart Lane.

FICHA TÉCNICA.

TOTTENHAM: Gomes; Corluka, Gallas, Dawson, Assou-Ekotto; Gareth Bale, Modric, Sandro, Van der Vaart, Defoe y Pavlyuchenko.

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Albiol, Carvalho, Marcelo; Granero, Xabi Alonso, Khedira, Kaká, Özil y Adebayor.

ÁRBITRO: Nicola Rizzoli (ITA).

ESTADIO: White Hart Lane.

HORA: 20.45/TVE1.

Pese a ello, el Madrid no irá de paseo a Londres. Inglaterra es un país peligroso para jugar como visitante y eso Mourinho, que tanto adora la cultura británica, lo sabe y lo conoce. Por ello, no quiere la más mínima confianza. Sabe que un posible tanto local en los 10-15 primeros minutos de partido puede provocar un terremoto en la grada con visos de trasladarse al campo. Además, los Bale, Van der Vaart, Modric y compañía no van a jugar tan lastimosamente mal como lo hicieron en Madrid. Mejorarán. Y puede que mucho. Así que Mourinho ya ha dado la orden. Y ésta es clara: prohibido descuidarse lo más mínimo y, por ende, nada de pensar en el Barcelona. Ni el Barcelona de Liga, ni de Copa. Y mucho menos el de Champions. Todo queda demasiado lejos para un Mourinho que vive del presente.

Y en ese día a día también está el pensamiento de que se avecinan partidos de mucha tensión. En una escala de 0 a 10, el del Tottenham tiene importancia 10 pero tensión 7. Le guste o no a Mourinho, la realidad es esa. Además, alguno de los no habituales se hará con un hueco en el once inicial que juegue esta noche en Londres. El portugués hará bailar algunas piezas como pueden ser Albiol, Arbeloa o Granero, sin embargo, el banquillo tendrá cargamento de sobra como para solucionar una hipotética pájara, que no se espera, del equipo titular. Lo de hoy debe ser un trámite, no para dormirse, pero sí para disfrutar. Las semifinales esperan a la vuelta de la esquina. Un lugar que nunca debió abandonar, como mínimo, el Real Madrid.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información