Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mourinho: "Con Guardiola entramos en una nueva era, criticar el acierto del árbitro"

  • El portugués apeló a la voluntad de sus jugadores para poder ganar al Barcelona.
Por las quejas del entrenador culé tras la final de la Copa del Rey de Valencia
Defensa Central - EFE Defensa Central - EFE

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, aseguró este martes que no tiene "una poción mágica" para derrotar al FC Barcelona en la semifinal de la Liga de Campeones, a la que ambos llegan "ilusionados", y que cree que no tiene "favorito", al menos antes de jugarse este miércoles el partido de ida en el Santiago Bernabéu.

"Soy el mismo que perdió 5-0 en la Liga, no tengo una poción mágica para ganar el Barça. Tengo trabajo honesto y serio, muchas horas intentando estar en condiciones de poder ayudar a mi gente. No acepto que me vean como alguien que tiene la poción mágica, hemos hecho un buen partido en el Bernabéu, un gran partido en Valencia, pero mañana es otro partido, con un adversario 'top' y un entrenador 'top'", valoró.

Así, se ve como un "motivador normal", aunque recurrió a Albert Einstein, quien que aseguró que "la mayor fuerza motriz es la voluntad. Y ese tío Alberto no era estúpido", bromeó.

El entrenador madridista quiso lanzarle un daro envenenado a Guardiola y no se cortó al criticar que el entrenador del conjunto catalán se quejara del arbitraje de la final de la Copa del Rey: "Con Guardiola entramos en una nueva era, criticar el acierto del árbitro, en ese grupo solo esté él, veremos cuantos de sus seguidores van detrás. Esto tiene una profundidad, he buscado cual es, y creo que es consecuencia de que vivió el escándalo de Stamford Bridge y desde entonces no está contento con los aciertos de los árbitros. Cuando el árbitro acierta, él crítica la decisión, a pesar de que era dificilísima. Más importante que la presión que han hecho sobre el árbitro es que iniciamos un nuevo ciclo, porque hasta ahora teníamos dos grupos de entrenadores: uno que no hablan de los árbitros, y gente que como yo que los critica, pero que está contento de halagar a un árbitro si tiene una buena actuación, pero ahora Pep ha creado uno nuevo, donde está el solo".

Por otra parte, recalcó que su idea es que en un partido de este tipo "no hay favoritos". "Es una semifinal de 'Champions', con dos equipos rivales, que se conocen bien, con tradición, con jugadores que saben lo que es tener éxito y jugar partidos importantes. Incluso en el Manchester-Schalke creo que no hay favoritos antes del primera partido", afirmó.

Además, considera que los resultados de los últimos duelos entre ambos no condicionan lo que pueda ocurrir en la 'Champions', y afirmó que el vestuario madridista está "igual que estaría de no haber ganado la final de Copa". "El equipo está absolutamente tranquilo, teniendo que jugar a tope, independientemente de lo que haya pasado, que obviamente hay sido una alegría, pero el día después de la final estábamos todos equilibrados pensando en el siguiente partido", añadió.

"Los dos equipos tenemos ilusión, no obsesión"

El luso opinó que, a diferencia de lo que sucedió el año pasado con su Inter, cuando indicó que el Barcelona afrontaba las semifinales con ansiedad frente a la ilusión de los 'neroazurri', ahora ve "ilusionados a los dos". "La obsesión del año pasado vivía en el hecho de que la final se jugaba en Madrid y era una oportunidad única e histórica de ganar la 'Champions' en el campo de tu rival. Estamos ilusionados y motivados los dos, no veo las cosas en la perspectiva de la obsesión, si no en la de creer", argumentó.

Mourinho apuntó que, sea cual sea al resultado este miércoles, "nunca" viajará "con seguridad" al Camp Nou. "La tendencia natural de las cosas es un resultado equilibrado que deje todo en abierto para el segundo, esto es lo normal, pero a veces pueden pasar cosas como el 5-0", recordó.

De hecho, reconoció que, según se desarrolle el partido, un empate podría ser bueno. "Si somos mejores, no, pero si el Barcelona es mejor, tiene más oportunidades y merece ganar y empatamos, pues estaré contento", aseveró.

En otro orden de cosas, confesó que la baja de Ricardo Carvalho es "fundamental porque se trata del mejor central del mundo", y que "será difícil" la situación de tener a varios apercibidos, aunque confía en que los jugadores del FC Barcelona "sean honestos" y no intenten provocar amarillas.

Además, Mourinho eludió definir al FC Barcelona como el mejor equipo de la historia --"No lo sé, es un grandísimo equipo, pero no me acuerdo del fútbol antes de los 70--, y también rechazó la máxima de que esta eliminatoria sea una final anticipada: "Por calidad de equipos, el Manchester, el FC Barcelona y nosotros estamos arriba, pero el Schalke lo merece porque lo ha hecho muy bien, y por qué no puede ganar. Nadie puede decir que el ganador de esta eliminatoria sea el campeón, el Schalke tendrá motivación y fe y el Manchester está en su habitat natural", zanjó.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información