Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mou triplica el valor de Benzema

  • Los números goleadores del francés se asemejan más a lo que se esperaba en un primer momento de él.
Los números goleadores del francés se asemejan más a lo que se espera de él
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Cuando José Mourinho fichó por el Real Madrid hace justo un año, uno de los cometidos más complicados que se le encomendaron fue el de recuperar para la causa a Karim Benzema, un jugador que anímicamente estaba hundido después de que Manuel Pellegrini dejara de contar con él en sus últimos meses como entrenador madridista.

 

Y al entrenador chileno no le faltaron motivos para prescindir de la manera en que lo hizo del delantero galo. Fichado del Olympique de Lyon con la vitola de ser uno de los delanteros más prometedores del continente, lo cierto es que sus números en su primera temporada con el Real Madrid no fueron nada acordes respecto a los piropos que recibió este jugador en cuanto se hizo oficial su fichaje. Con solo nueve goles entre Liga y Champions, añadido a una serie de capítulos extradeportivos y a su difícil aclimatación a un nuevo país y a un nuevo idioma, lo cierto es que las dudas respecto a la valía o no de este jugador para jugar en un club como el Real Madrid se fueron extendiendo por el madridismo a pasos agigantados.

Y con este panorama, a Mourinho se le presentaba una misión casi imposible: la de recuperar para la causa a Karim Benzema. Durante sus primeros meses de convivencia, la relación entre entrenador y jugador fue de constantes tiras y aflojas: suplencias del jugador, críticas en público de Mourinho a Benzema, petición del fichaje de un nuevo delantero al club…Todo formó parte de un juego psicológico de Mourinho que tuvo como objetivo hacer ver a Benzema que, como no espabilara, tenía los días contados en el Real Madrid.

Y ese trabajo empezó a dar sus frutos allá por el mes de diciembre. Fue con la lesión de Higuaín cuando Benzema se hizo con la titularidad del equipo, la cual no la soltaría hasta la serie de cuatro ‘clásicos’ contra el Barcelona. No solo ha mejorado sus registros goleadores, sino que la actitud de Benzema en los terrenos de juego nada tiene que ver con la de hace seis meses, en la que se paseaba como alma en pena a la espera de que algún balón le cayera a los pies. Ahora Benzema está continuamente desmarcándose, ofreciéndose a sus compañeros y, lo más importante, presionando la salida de balón del equipo rival.

Si a ese trabajo a favor del equipo se le añade la suerte de de cara al gol, se puede decir que la ‘rehabilitación’ de Benzema está finalizada. El francés, con 26 goles entre todas las competiciones (15 en Liga, 6 en Champions y 5 en la Copa) ha marcado casi el triple de goles de los que consiguió la temporada pasada. A Mourinho le han bastado tan solo 10 meses de trabajo con el jugador para triplicar el rendimiento de éste en el Real Madrid. Una nueva hazaña de Mourinho, que vuelve a dejar con un palmo en las narices a todos aquellos que, día sí y día también, se empeñan en negar sus virtudes como entrenador.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información