Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Clos Gómez, con más pena que gloria

  • El aragonés volvió a dejar su sello
Error tras error
Defensa Central - CD Defensa Central - CD

El colegiado del colegio aragonés, Clos Gómez, pasó de puntillas por el Santiago Bernabéu. El árbitro de la contienda acertó al anular un gol a Fabio Coentrao por una milimétrica posición adelantada del brasileño, que solucionó pitando penalti a favor del Madrid en una jugada en que parece que la falta es fuera del área del Getafe.

El famoso árbitro de los 13 errores frente al Sevilla de la temporada pasada, volvió al escenario del crimen y a encontrarse de nuevo con José Mourinho. Esta vez el técnico luso no tendrá mucho que reprochar al colegiado aragonés, que no realizó un gran encuentro.

Clos Gómez falló y en varias ocasiones. La primera gran pifia del colegiado llegó en el minuto veintiuno, cuando repartió amarillas para Varela y Cristiano Ronaldo. El lateral azulón cortaba en falta al luso, pero no solo él sería amonestado, sino que curiosamente Cristiano Ronaldo también salió perjudicado de la jugada, algo que cohibió el resto del partido.

En la segunda parte Clos Gomez anuló un gol a Fabio Coentrao, en el que parece que el aragonés acertó, ya que el luso estaba un poco más adelantado que el último defensor getafense. Minutos después, el Real Madrid daría la vuelta al marcador gracias a un penalti sobre Cristiano Ronaldo. Cata Díaz fue el agresor, pero parece que esta fue fuera del área, por lo que Clos Gómez falló nuevamente.

Las tarjetas siguieron llegando, y Carvalho volvió a ser uno de los perjudicados al realizar una falta en el centro del campo. Acción rigurosa de Clos Gómez que dejaba al central con amonestación durante la última media hora de partido. En cambio, el colegiado no advirtió un manotazo de Masilela sobre Di María en el centro del campo, en la que el sudafricano tenía que haber visto cartulina amarilla.

La penúltima acción complicada llegó al señalar un fuera de juego inexistente de Mesut Özil con 3-2 en el marcador y cuando el alemán se plantaba solo ante Moyá. Pero Gómez no se quiso ir sin dejar su sello, al perdonar a Miguel Torres la roja en una clarisima falta sobre Kaká cuando este era el último defensor, algo que intentó arreglar expulsando a Luís García, técnico azulón. En definitiva, suspenso para Clos Gómez.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información