Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mou también manda en baloncesto

  • El luso ha pedido al vasco que le preste a sus hombres más altos para entrenar el juego aéreo
El luso quiere a los más altos para ensayar la defensa de jugadas a balón parado
Defensa Central Defensa Central

La relación entre José Mourinho y Pablo Laso se ha estrechado a raíz de la comida de Navidad, en la que ambos compartieron mesa con Florentino Pérez y varios de sus directivos y los capitanes de las secciones de fútbol y baloncesto. Tanto es así que el técnico luso ha pedido al vasco un favor, según ha podido conocer en exclusiva Defensa Central: Mourinho quiere a los más altos de la plantilla de Laso los jueves en Valdebebas para entrenar el juego aéreo, especialmente la defensa de jugadas a balón parado. Y, por supuesto, el vasco ha accedido de muy buen grado. 

Mañana a las 16:00 de la tarde los hombres de Mourinho regresan a los entrenamientos y serán anfitriones de varios de sus compañeros de la sección de baloncesto, que a partir de ahora acudirán cada jueves a la Ciudad Real Madrid para arrimar el hombro en las tareas del entrenador portugués. Mou no quiere que se le escape nada, y sabe que ensayando ante hombres de gran envergadura, las cosas serán mucho más fáciles al reducirse las diferencias. Además, ambos entrenadores han acordado echarse un cable en la medida de lo posible para que todo marche de la mejor manera posible para el club en ambos deportes.

La principal petición de Mourinho ha sido contar con Begic, Tomic y Mirotic, los tres más altos de la plantilla. No obstante, hombres como Velickovic, Reyes, Carlos Suárez o Singler también se dejarán ver por Valdebebas para cumplir con una iniciativa nunca vista. Los Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Pepe y compañía deberán ponerse muelles en las botas para poder rematar un balón ante el poderío de hombres que miden más de dos metros. Por su parte, los jugadores de baloncesto aprenderán métodos de trabajo que podrán aplicar al deporte de la canasta, especialmente en cuanto a seguimiento y marcaje.

Fuentes del club aseguran que, si todo marcha bien, no será extraño ver a ambos conjuntos compartiendo campo de entrenamiento durante los próximos meses, ya sea en Valdebebas o en el Pabellón Valle de las Cañas. Todo sea por unir lazos y ayudarse mutuamente para llevar al Real Madrid a lo más alto. En cualquier caso, de momento sólo es una experiencia piloto que servirá para que el Madrid de Mourinho convierta su juego aéreo en algo imparable en ataque e imbatible en defensa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información