Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Este es nuestro momento

  • El Santiago Bernabéu debe ser una olla a presión para llevar en volandas al equipo
El Santiago Bernabéu debe ser una olla a presión para llevar en volandas al equipo
Defensa Central Defensa Central

85.000 espectadores gritando, apoyando al Real Madrid. Ésta debe ser la imagen que deje el Santiago Bernabéu el próximo miércoles con motivo de la visita del F.C. Barcelona para disputar la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey. El estadio madridista debe convertirse en clave en esta ronda y llevar en volandas al equipo hacia la semifinales, recordando las noches mágicas que en las últimas décadas se han podido saborear a orillas de la Castellana.

 

El sorteo ha dictaminado que la ida se juegue en el Santiago Bernabéu, por lo que el Real Madrid buscará este miércoles un buen resultado con el que poder viajar a Barcelona la semana siguiente. Como toda eliminatoria que se precie, el hecho de jugar en casa debe ser una baza fundamental para conseguir clasificarnos, por lo que el madridismo debe estar esta vez más unido que nunca. La historia está plagada de momentos en el que este campo ha sido decisivo para el triunfo del equipo, y ante los culés debe demostrar el porqué de de ello. Más que nunca, los 90 minutos sobre este césped deben ser eternos.

En los últimos días muchos se ha hablado y escrito sobre que una pequeña parte del madridismo silbó a Cristiano Ronaldo en el partido ante el Granada. Di Stéfano ya se encargó de decir que el público es soberano y que siempre tiene la razón. Pero lo cierto es que este miércoles tanto Cristiano Ronaldo como sus compañeros necesitan del apoyo de su gente. No debe haber lugar para las dudas, los enfados o las duras críticas, porque lo que cuenta es el equipo. La victoria es el único objetivo y para ello la afición es necesaria, vital.

El ejemplo a seguir debe ser el del pasado cinco de abril, cuando el Real Madrid goleó por 4-0 al Tottenham en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. Ese día el Bernabéu vivió una fiesta que se tradujó en una magnífica victoria, recordando a las conseguidas en la década de los 80 en la Copa de la UEFA. Fue un gran momento que el miércoles debe repetirse para beneficio del equipo. Aún estamos a tiempo de conseguir algo grande y el primer paso es eliminar al Barcelona en los cuartos de final. Y esto será más fácil jugando con 12. Jugando con el Bernabéu.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información