Ir a versión clásica Ir a versión móvil

John Carlin compara a Mou con Franco

  • El periodista de El País publica hoy un reportaje que apesta a antimadridismo
El periodista de El País publica hoy un reportaje que apesta a antimadridismo
Defensa Central Defensa Central

El periodista británico John Carlin se ha unido al antimadridismo con la publicación de un reportaje que no hace más que vertir la opinión propia de este 'señor' sobre José Mourinho. El reportero de El País califica al entrenador del Real Madrid de "prepotente" y "grosero", lo compara con "un dictador militar" y relaciona el apoyo de ciertos sectores de la afición, como los Ultras Sur, con la tendencia política "fascista" de estos. Unas palabras que han traído cola y que le han valido para ser trending topic durante la mañana del sábado en la red social Twitter. Curiosamente, porque en 2007 pedía que Mou viniera a España, aunque su destino en ese momento habría sido el Camp Nou. Una vez más, el cambio de chaqueta. Si Carlin quería notoriedad, ya la ha conseguido... 

"Mourinho mete la pata una y otra vez, cayendo en el ridículo o el oprobio sin arrepentirse o siquiera, aparentemente, darse cuenta. No siente ninguna necesidad de corregir su comportamiento y, como carece de una figura paterna que le reprenda (más bien, es un adolescente consentido), lo sigue haciendo", afirma Carlin en su artículo, en el que llega a comparar en dos ocasiones al entrenador del Real Madrid con un líder fascista: "Posiblemente nadie haya provocado más división -más repulsa o más fanática adhesión- desde tiempos de Franco", dice en una ocasión, mientras que en otra asegura que "combina dos cualidades poco admirables en un ser humano: la inmadurez de un adolescente complicado con la intolerancia y la exigencia de lealtad absoluta de un dictador militar".

En ese sentido se nota la tendencia de Carlin a tratar temas de política, ya que ese "corte fascista" que sólo él ve en Mourinho es el motivo por el que muchos le siguen: "Hoy ya no genera tanta división como antes: hoy lo que hay es más bien un repudio generalizado. Con una notable excepción: el núcleo duro representado por el grupo conocido como los Ultra Sur, que aplaude el ojo en el dedo, que corea su nombre cuando los demás le pitan, que es incondicional en su lealtad al líder máximo y cuyas tendencias políticas, como es bien sabido, son -curiosa casualidad- de corte fascista".

Para Carlin, cada una de las quejas de Mourinho en las salas de prensa de España sirven para no reconocer sus propios errores. Cualquiera lo diría viendo los motivos por los que el luso ha manifestado su descontento en ocasiones: "Muchas de las ruedas de prensa de Mourinho han sido como sesiones públicas de psicoanálisis en las que descarga sus agravios contra el mundo, contra el destino o, por decirlo de otra manera, contra los árbitros o los jugadores rivales. Con la ceguera de un fundamentalista, es incapaz de reconocer que existen argumentos en su contra, que los árbitros se equivocan con el Barcelona tanto como con el Real Madrid, que si algún jugador rival finge, los suyos a veces fingen también". Precisamente no hace mucho Ángel Di María fue reprendido por Mourinho por fingir... Parece ser que Carlin no está demasiado bien informado.

Para rematar, lanza un cúmulo de insultos y acusaciones hacia el luso, del que dice que "es tan prepotente y grosero que se considera por encima de cualquier ley, humana o divina", al que define como "un personaje iracundo y resentido que ve enemigos por todos lados" y al que considera frustrado por su falta de nivel como futbolista: "Su trayectoria profesional ha sido estelar, compensando con creces la frustración que sintió en su juventud por no dar la talla como jugador". Unas palabras que demuestran una vez más que Mou no es una persona grata para El País, un medio que no cesa en su acoso y derribo para con el luso. Además, Carlin demuestra sus colores, ya que hace apenas unos años pedía que Mou viniera a España y situaba al Barcelona como su posible destino. Entonces, llegaba a afirmar que "sería una gozada presenciar la guerra de palabras que se desataría entre el Madrid y el Barça en el caso de que el portugués asumiera el mando en el Bernabéu". Por suerte, se le ha visto el plumero...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información