Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Delgado Ferreiro puso caro el derbi

  • El colegiado del encuentro permitió demasiadas cosas al Atlético de Madrid
Arbitraje muy casero del vasco
Defensa Central Defensa Central

El arbitraje del colegiado Delgado Ferreiro en el Vicente Calderón dejó mucho que desear. Al menos para el Real Madrid... El vasco fue uno de los mejores aliados del Atlético a lo largo de los noventa minutos, permitiendo todo tipo de juego sucio por parte de los locales y dejando sin señalar un claro penalti de Gabi a Cristiano Ronaldo cuando el partido estaba empatado a cero. Lo más grave, permitir una agresión de Godín a Pepe delante de sus propias narices y no expulsar a Filipe Luis ni a Juanfran por una entrada durísima y un codazo.

Nada más comenzar el encuentro, una falta de Perea a CR7 que no señaló el colegiado hacía presagiar un arbitraje muy casero. Y así lo confirmarían las acciones posteriores. La primera de ellas, un penalti de Gabi a Cristiano Ronaldo en el minuto 22 que no señaló el colegiado. El Atlético se pasó todo el partido al igual que en la ida, pegando patadas a diestro y siniestro. Pero las amonestaciones no aparecían.

Pepe fue el que más sufrió las pocas ganas de Delgado Ferreiro por enseñar amarilla. Primero ante un pisotón de Gabi en el centro del campo, un plantillazo que ni siquiera fue sancionado con falta. Más tarde, en un córner, Godín golpeaba en la cara al central portugués y el colegiado no le amonestó a pesar de que lo vio y paró el juego para avisar al uruguayo. La cosa iba de perdonar, ya que a Filipe Luis también le perdonó una roja clarísima por una entrada salvaje a Di María e igual a Juanfran por un codazo a Coentrao que le reventó la nariz.

Al menos, acertó al señalar un penalti de Godin sobre Higuaín a falta de poco menos de diez minutos para el final del encuentro. Fue el 1-3 y la sentencia de un partido que el árbitro puso muy cuesta arriba.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información