Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Derrotados, pero con un gol que vale oro

  • Los blancos perdieron su imbatibilidad en Múnich
Los blancos perdieron su imbatibilidad en Múnich
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

La credencial con la que este martes se presentaba el Real Madrid en Alemania era verdaderamente impresionante. De hecho, la mejor de Europa, porque ningún equipo había conseguido en este torneo hacer mejores partidos ni mejores números en los meses previos de competición. Esto suponía una baza que los de Mourinho querían jugar en el aspecto psicológico, pues la eliminatoria se presentaba de lo más igualada en las horas previas.

Antes de disputarse este 'Clásico' europeo, el Real Madrid había jugado 10 partidos en Europa, con la friolera de 9 triunfos y un solo empate, el cedido en Moscú. Es decir, que se presentaba en Múnich con la vitola de invicto, algo que no podía decir el Bayern al haber perdido en la fase de grupos en Machester ante el City (2-0) y posteriormente en la ida de los octavos de final del torneo ante el Basilea (1-0). No en vano, solo el Barcelona está en derecho de presumir de lo mismo, pues los culés tampoco conocen, por ahora, lo que es agachar la cabeza en un partido de la presente Champions.

Pues bien, una vez jugada esta ida de la eliminatoria de semifinales, la vida no ha podido seguir igual para los blancos. El Bayern ha sido el primer club del curso en Europa en ser capaz de que los de Mourinho hinquen la rodilla. El Real Madrid coge el vuelo de regreso a casa sin su imbatibilidad continental, pero con un gol de Özil que puede acabar valiendo oro puro. Los jugadores se han fijado como objetivo levantar la 'Décima' y lo cierto es que, para ello, no es necesario ganar todos los partidos...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información