Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"El mayor logro de Özil es no haber cambiado"

  • El padre del jugador alemán es también su representante futbolístico
El padre del jugador alemán es también su representante futbolístico
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El caso del madridista Mesut Özil es bastante especial, pues no muchos jugadores pueden afirmar tener a su padre como agente. Y es que Mustafa Özil trabaja codo a codo con su hijo para labrar una carrera que a los 23 años de edad ya es plenamente exitosa. Sin embargo, el progenitor aún cree que el mediapunta tiene mucho margen de mejora.

El padre de Mesut ha sido entrevistado para el medio alemán 'express.de' y ha dejado algunos detalles interesantes. Para empezar, justifica el hecho de ser su actual representante en que "después de mucho hablarlo llegamos a la conclusión de que es lo mejor para él. Un padre siempre trabaja diferente a un agente, porque quiere lo mejor posible únicamente para su hijo. La mayoría de los representantes quieren lo mejor para sus clientes, pero también para ellos".

Así, Mustafa valora su trabajo en base a que "su carrera ya tiene forma por ser un jugador extraordinario. Mi única misión es crear un ambiente en el que su talento y voluntad sea el mejor para rendir. (...) Yo ahora mismo soy el Özil hombre de negocios y el padre, porque son dos cosas que no se pueden separar. Se podría decir que soy como un agente paternal para él".

De todas formas, él deja claro que la "relación entre ambos es tan buena que hablamos de todo. Casi no tenemos pelear, porque desde el principio hablamos las cosas claramente. Tenemos una gran relación". Aunque estas situaciones también tienen sus desventajas, como el hecho de que "un padre tenga una relación emocional totalmente diferente con su hijo. La crítica me duele más a mí que a un agente, es algo que he tenido que aprender a manejar".

Cuestionado sobre si su hijo puede llegar a ser el mejor jugador del mundo, Mustafa indica que "es algo difícil de medir. Él solo tiene 23 años y una increíble carrera. Juega en el Real Madrid y en la selección alemana, logrando todo por su cuenta. Es para estar orgulloso. Pero lo que más orgullo me da es que él sigue siendo un gran chico, al igual que sus hermanos. Es educado, fiable, modesto, amable. A pesar de todo lo que está pasando en su vida. Es un chico estupendo. Y ése es su mejor logro.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información