Ir a versión clásica Ir a versión móvil

González González tuvo algunos errores de bulto

  • El colegiado leonés apenas tuvo problemas en el Iberostar
No influyó en el resultado
Defensa Central Defensa Central

El colegiado leonés José Luis González González tuvo tan pocos problemas como el Real Madrid en Mallorca. El árbitro de 38 años, que dirigía su primer partido a los blancos lejos del Bernabéu (hasta ahora había dirigido tres victorias y una derrota del Madrid en el Bernabéu), apenas tuvo conflictos en el encuentro, más allá de las faltas y las cartulinas amarillas.

No hubo jugadas polémicas en las áreas hasta el 0-4, con una mano involuntaria de Morata que el colegiado entendió que no era merecedora de penalti. Antes de eso, poco o nada hubo que destacar en las áreas o en cuanto a fueras de juego. Algunos errores de bulto únicamente y más de una cartulina amarilla perdonada principalmente a los locales.

De hecho, llamó mucho la atención que enseñara amarillas a Modric y Xabi Alonso mientras un hombre como Ximo Navarro se pasó el encuentro 'pegando' a Cristiano. En cualquiera de los casos, partido cómodo para el árbitro del Bierzo, que no influyó para nada en el resultado.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información