Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mou y la duda de correr riesgos

  • El portugués podría recurrir a un trivote en el centro del campo
El portugués podría recurrir a un trivote en el centro del campo
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El de esta noche puede catalogarse como un partido duro y complicado de Champions. Y, como tal, José Mourinho tiene ante sí la opción de reforzar la medular del equipo incluyendo a Modric junto a Sami Khedira. La baja de Essien para el encuentro no deja muchas más alternativas, aunque la opción de Albiol tampoco se puede descartar. Sea como fuere, en este caso el sacrificado sería uno de los hombres de arriba, por lo que Mesut Özil tendría muchas papeletas para partir de inicio en el banquillo.

 

 

El portugués solo cuenta con las bajas de Gonzalo Higuaín, de Essien y de Marcelo, por lo que las líneas defensivas y de ataque parecen bastante claras. Atrás estará Casillas protegido por una línea de cuatro que en los últimos días ya se está convirtiendo en habitual: Arbeloa, Ramos, Pepe y Fabio Coentrao. Mientras tanto, arriba Cristiano Ronaldo y Benzema serán los hombres más adelantados, a la par que Di María podría regresar al extremo después de descansar en el choque liguero ante el Athletic de Bilbao.

Con estas dos parcelas del equipo bastante claras, solo queda saber el centro del campo que pondrá en liza Mourinho. En el encuentro disputado en el Santiago Bernabéu (3-2) el Madrid sufrió mucho en el centro del campo a pesar que el de Setúbal recurrió también de inicio al trivote. Tanto Khedira como Essien acompañaron a Xabi Alonso en el citado encuentro y éste no se rompió totalmente hasta que Özil y Modric sustituyeron al ghanés y al alemán. Sin ellos en el campo el equipo encajó sus dos goles, aunque también es cierto que anotó los tres con los que acabó la noche.

Por lo tanto, no sorprendería que Mourinho apostara por el control del partido desde el minuto uno. La fortaleza del City en todas sus líneas es más que evidente con hombres con Kompany, Touré, Javi García o Balotelli, por lo que la situación demanda brega y lucha en la medular. A pocas horas del partido nadie duda ya de que Mancini dejará de lado por un día su filosofía para intentar encerrar al Madrid, de forma que la mejor solución para salir con algo positivo del Etihad puede ser blindar el centro del campo con dos escuderos para Xabi Alonso. Aunque, como siempre, Mourinho tendrá la última palabra.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información