Ir a versión clásica Ir a versión móvil
09 septiembre 2016

"La FIFA solo quiere blanquear su imagen con esta sanción"

  • Jordi Martí denuncia que la FIFA pretende disimular sus numerosos casos de corrupción
Sede, FIFA, El Larguero Sede, FIFA, El Larguero
La sede de la FIFA FOTO: Getty Images
Iñaki Gimeno Iñaki Gimeno

Jordi Martí ha asegurado que la sanción que la FIFA le ha impuesto a Real Madrid y Atlético de Madrid es solo una bomba de humo para disimular los numerosos casos de corrupción que tiene el máximo organismo del fútbol mundial.

“Esta sanción surge porque en países como Bélgica u otros se abandonaba a los chavales, pero el Real Madrid, el Barcelona o el Atlético tienen residencias en los que no se les abandona. La FIFA solo quiere blanquear su imagen, porque hay mucho corrupción y con esto blanquean la imagen”, dijo el periodista catalán en la tertulia de El Larguero.

Además, Jordi Martí señaló quiénes son los verdaderos perjudicados con esta sanción. “Es una pésima noticia para los niños, hay ocho niños del Real Madrid que en breve recibirán la noticia de no poder jugar con sus compañeros, pero es que ni siquiera les van a dejar entrenar con ellos y tampoco jugar torneos amistosos. Van a ver cómo les dejan sin jugar al fútbol hasta que regularicen su situación. Solo se podrá demostrar que los niños no arrastraron a los padres a España, si es así no tendrán problema”.

En esa misma línea se movió Antonio Romero, aunque también hizo una petición al Real Madrid. “Si fuera padre de alguno de los niños me fiaría más del Real Madrid que de los señores de la FIFA. Debería haber salido alguien del club a explicar todo. No tengo esperanzas de que se anule la sanción, ni siquiera de que se aplace, aunque el Real Madrid lo tiene mejor que el Atlético para aguantar porque tiene mejor plantilla”.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información