¿Puede el amor llegar a convertirse en enfermedad?

¿Puede el amor llegar a convertirse en enfermedad?

No lo es, pero puede llegar a serlo si se prolonga demasiado.

El enamoramiento aumenta la producción de hormonas como testosterona, estrógenos, feniletilamina o dopamina, que altera nuestro estado de ánimo y nos provoca pensamientos recurrentes y obsesivos sobre la persona amada, además de causarnos violentos altibajos emocionales y hacernos perder las inhibiciones y el sentido del ridículo.

Estos sentimientos guardan muchos paralelismos con los que se tienen en las adicciones a algunas drogas.

El psiquiatra norteamericano Hagop Akiskal, de la Universidad de California. dice además que los niveles de serotonina en una persona enamorada son similares a los que tienen los aquejados de trastornos obsesivos-compulsivos o de depresiones.

Se considera que si el enamoramiento dura más de seis meses puede llegar a ser patológico y derivar en desórdenes mentales.


Comentarios