Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Kobe Bryant descarta una lesióin grave de rodilla

EFE - El Segundo EFE - El Segundo
La organización de Los Ángeles Lakers respiraron aliviados cuando los doctores confirmaron que el escolta estrella del equipo, Kobe Bryant, sólo sufre una ligera contusión en la rodilla derecha que no le impedirá jugar los próximos partidos. "Todo está bien, me siento mucho mejor que la pasada noche, me he levantado de buen humor y eso es importante", comentó Bryant después de concluir el entrenamiento de su equipo que lo siguió como espectador.

Bryant, que había salido como titular, disputaba los últimos minutos del segundo periodo del partido de pretemporada que la pasada noche disputaron en San Diego los Lakers contra los Bobcats de Charlotte, cuando intentó un rebote ofensivo y al caer pisó mal y sufrió un estiramiento de la rodilla derecha. De inmediato, Bryant se echo mano a la parte lesionada y el entrenador de los Lakers, Phil Jackson, pidió un tiempo muerto de 20 segundos para que el jugador pudiese ir al banquillo, donde mostró signos de dolor.

Después de algunos segundos de mover la pierna derecha, Bryant abandonó el campo para dirigirse al vestuario del equipo y ya no volvió a salir a jugar, aunque sí se sentó en el banquillo con el traje de calle. Bryant se mostró tranquilo y lo único que tenía en su rodilla derecha era una bolsa de hielo para ayudar a mejorar el dolor porque nunca se le inflamó. "Todos los síntomas que tuve desde el principio me dieron a entender que no era nada grave, pero hoy con la revisión que me hizo el preparador físico del equipo Gary Vitti quedó confirmado, aunque siempre que te vas a hacer los exámenes pasas unos minutos de inquietud", comentó Bryant, de 30 años.

El jugador estrella de los Lakers también tuvo tiempo y humor para bromear al decir que el único culpable de la lesión había sido su compañero Josh Powell, al que pisó después de haber intentado un rebote ofensivo. "Los dos intentamos hacer la misma jugada y al final esas cosas ocurren", comentó Bryant. "Ahora sólo tengo que pensar en el próximo partido". Bryant dijo que si sentía que estaba en condiciones, mañana, jueves, jugará el último partido de pretemporada que los Lakers (4-2) van a disputar de nuevo contra los Bobcats (0-7), en Anaheim (California).

Por su parte, el entrenador de los Lakers, Phil Jackson, dijo que no había comentado con Bryant la posibilidad de que no jugase. "Siempre queremos que los jugadores salgan al campo y estén listos para competir", comentó Jackson. "Tenemos que ver como se encuentran durante la acción". Sin embargo, Jackson, aunque reconoció que no estaba preocupado por el tipo de lesión de Bryant, dijo que nunca se tenía que minimizar sus efectos y esperarían hasta mañana, jueves, para ver como evolucionaba la rodilla del jugador estrella del equipo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información