Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Vistalegre, azote azulgrana

  • Felipe Reyes le tiene tomada la medida a los catalanes
David Jorquera David Jorquera
Los blancos han ganado los últimos cuatro partidos ante el Barcelona en casa. Felipe Reyes ha sido el verdugo de los [i]culés[/i] en estos choques. La afición espera que el Barcelona vuelva a morder el polvo. Hablar de un Real Madrid-Barcelona de baloncesto en el Palacio de Vistalegre es sinónimo de dos cosas: en primer lugar, triunfo de los madridistas y, en segundo, Felipe Reyes convertido en el martillo pilón de los catalanes.

La buena racha de los blancos ante el Barcelona actuando como equipo local se extiende a los cuatro últimos partidos entre ambos, uno de liga regular ACB, dos de play off por el título y otro encuentro correspondiente a la Euroliga.

La racha de victorias consecutivas en casa ante el Barcelona se inició el pasado 25 de noviembre del año 2006. Joan Plaza llevaba poco tiempo en el banquillo blanco, pero ya comenzaba a notarse su mano. En un gran partido del Real Madrid, los blancos se llevaron el triunfo por 90-73. Felipe Reyes comenzaba a labrarse su leyenda como ogro azulgrana. Sus 15 puntos y 7 rebotes fueron vitales para obtener la victoria.

Felipe a tope

La final de la liga ACB de la temporada pasada volvió a cruzar a blancos y azulgranas. Los dos primeros partidos se disputaron en Madrid, con sendos triunfos del equipo de Plaza. El pasado 17 de junio, el Real Madrid vencía al Barcelona por 69-62, con 17 puntos y 11 rebotes de Felipe Reyes. Dos días más tarde, los blancos repetían triunfo, en esta ocasión por 83-80. Felipe, nuevamente, machacó al Barcelona con 23 puntos y 7 rebotes. La serie finalizó en el Palau, en el cuarto partido. El Real Madrid se proclamó campeón de la ACB delante de toda la afición catalana que vio impotente la superioridad de los blancos sobre los suyos.

El último enfrentamiento Real Madrid-Barcelona en la capital de España nos lleva al pasado 17 de enero, en partido correspondiente a la Euroliga. En un vibrante partido los blancos se impusieron por 82-79. Felipe volvió a comerse a los Marconato, Trías y compañía, y acabó el partido con dobles figuras, 14 puntos y 12 rebotes.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información