Ir a versión clásica Ir a versión móvil
16 septiembre 2016

Laso tiene mucho trabajo por delante

  • El Real Madrid perdió su primer partido de pretemporada contra Fenerbahçe
Luka Doncic Luka Doncic
Luka Doncic
Alejandro Albaladejo Alejandro Albaladejo

El Real Madrid cayó derrotado en el primer partido de pretemporada ante un Fenerbahçe mucho más rodado. El conjunto de Pablo Laso plantó cara durante los primeros 20 minutos, pero tras el descanso el equipo turco puso tierra de por medio. Los blancos tuvieron un amago de reacción al final, pero fue insuficiente. 87-90 para los turcos.

El primer cuarto del primer partido de pretemporada del Real Madrid sirvió para confirmar que Luka Doncic ha asimilado con naturalidad su nuevo rol dentro del equipo. Con la marcha del 'Chacho' y la ausencia de Llull, el esloveno salió de titular y demostró que no le pesa la responsabilidad de liderar el ataque blanco, mientras que Anthony Randolph dejó buenos detalles y la sensación de que estamos ante un jugador que será muy importante a lo largo de la temporada. Por parte del Fenerbahçe, Bogdanovic anotó 13 de los 22 puntos de su equipo. 20-22 en el marcador. 

Las defensas durante el primer tramo del partido fue inexistente. Se notó que ambos equipos están todavía en fase de preparación. Quizá, Hunter, uno de los fichajes del Real Madrid para este curso, fue el jugador que más intensidad puso a la ora de defender. Tanto que se tuvo que ir al banquillo por acumulación de faltas. Tres a falta de seis minutos para el descanso. En el último tramo del segundo cuarto, la intensidad en el aspecto defensivo aumentó en ambos lados de la cancha y Thompkins se presentó en el partido con seis puntos prácticamente consecutivos. Esto hizo que viéramos un bonito final de la primera parte. 43-47 para Fenerbahçe

El tercer cuarto arrancó con un Real Madrid errático, algo que aprovechó el conjunto turco para castigar al conjunto merengue. Fueron los peores momentos del equipo y Pablo Laso se vio obligado a pedir tiempo muerto con nueve abajo en el marcador. El descanso no sentó bien al cuadro blanco. Los minutos empezaban a pesar en las piernas de los jugadores ante un Fenerbahçe más rodado que cerró el tercer acto con una ventaja de 16 puntos con Dixon y Bogdanovic que veían la canasta como una piscina. 

En el último cuarto la diferencia física entre ambos equipos convirtió en partido en un auténtico correcalles. El Real Madrid se atascó en ataque, mientras que Fenerbaçhe apenas encontraba dificultades para encontrar la canasta del conjunto merengue. En los últimos minutos el equipo merengue hizo un amago de reacción de la mano de Doncic y de Nocioni pero legó demasiado tarde y tan solo sirvió para finalizar el choque con buenas sensaciones y maquillar un poco el resultado. El partido acabó con victoria turca por 87-90 y ahora los de Pablo Laso deberán analizar errores y pensar ya en el partido de mañana frente a Unicaja.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información