Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid conquistó el Imperio turco

  • Massey y Hosley firmaron su mejor partido con el Real Madrid
Efes 81-95 Real Madrid
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

El mejor Real Madrid de la temporada pasó como un ciclón por Turquía donde se llevó el triunfo ante el Efes Pilsen por un cómodo 81-95. El ‘black power’ del Real Madrid formado por Hosley y Massey firmó una actuación memorable. Un triunfo de prestigio para seguir tapando bocas discordantes.

La templanza sobre la pista del Real Madrid desde el inicio fue la primera de las sorpresas agradables que dejó el choque de Turquía. Un equipo grande se construye desde los cimientos, y la salida a una cancha ajena con el público en contra y con buena parte de las opciones para conseguir un buen puesto en el grupo de la Euroliga, es un cimiento que suele hacerse pesado. Primera prueba superada.

Un equipo como el turco vive de rachas. Ya sean buenas o malas pero rachas, al fin y al cabo. Si hay un hombre en el panorama europeo que representa al cien por cien el ‘rachismo’ en el mundo del baloncesto ese es Charles Smith. La araña empezó el choque caliente, como una fogata. Con penetraciones de vértigo. Sin embargo, si Smith era una fogata, su sustituto esta temporada en el Real Madrid fue un incendio superlativo. Quinton Hosley, reencarnado en la figura de Michael Jordan, jugó su mejor partido con la camiseta blanca. Triples, penetraciones, lanzamientos desde la bombilla y, sobre todo, mates de concurso. Dos vuelos sin motor del ‘7’ del Real Madrid hicieron tambalearse hasta el último asiento del Abdi Ipekçi.

Massey, la roca

El partido se movía en la tesitura del chicle. Si el Real Madrid, que era el único dominador del choque, estiraba su diferencia, el Efes la reducía gracias a Vujanic, un serbio que, como buen balcánico, nació con una pelota de baloncesto en la mano. Mientras, Hosley seguía a lo suyo y Massey empezaba a imitar a su compatriota.

La recuperación definitiva de Raúl López le ha venido a Joan Plaza como ese turrón navideño que tras las uvas de fin de año sienta de maravilla y te devuelve la ilusión por lo que haces. Plaza ha recuperado la sonrisa y eso también lo nota el equipo.

El Madrid siguió tirando del músculo. Y en este aspecto el rey del gimnasio es Massey. El ‘bajito’ pivot del Real Madrid encontró dos novias en la noche de Estambul: puntos y rebotes. A cual más preciado. Decía Plaza que en estos choques de Euroliga el músculo era importante. Hosley y Massey, Massey y Hosley recogieron el guante de su entrenador demostrando que no son tan ‘malos’ como algunos se encargaban de vender. La paciencia es la mejor de las consejeras y a Joan Plaza nadie le va a enseñar a serlo. El Imperio Otomano se vistió de blanco. De blanco merengue. Enhorabuena campeones.

- Ficha técnica:

81 - Efes Pilsen (15 25 21 18): Thornton (14), Arslan (-), Smith (22), Gonlum (6), Peker (10) -cinco inicial-, Shumpert (6), Vujanic (18), Kakiuzis (5) y Aykol (-).

95 - Real Madrid (21 25 25 24): Llull (11), Bullock (11), Hosley (24), Massey (17), Reyes (10) -cinco inicial-, Mumbrú (10), Hervelle (2), López (4), Tomas (2) y Hamilton (2).

Árbitros: LaMonica (ITA), Gondas (GRE) y Radovic (CRO). Sin eliminados.

Incidencias: encuentro correspondiente a la quinta jornada de la primera fase de la Euroliga 2008-09 disputado en el Pabellón Abdi Ipecki de Estambul ante unos 7.000 espectadores.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información