Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Stern admitió que la crisis económica afecta a la NBA

  • BALONCESTO-NBA
BALONCESTO-NBA
EFE EFE

El comisionado de la NBA, David Stern se presentó en el Fin de Semana de las Estrellas para informar del llamado estado de la liga y en el que este año dio su versión de cómo afecta la actual crisis económica por la que atraviesa el país y el mundo. Mientras el presidente estadounidense, Barack Obama, envió a la liga un mensaje grabado para que el pueblo tome conciencia de la necesidad que hay de ayudar ahora más que nunca ante la grave crisis por la que atraviesa el país, Stern dijo que la liga no crecería, pero que tampoco iba a perder demasiado.

Stern admitió que la crisis había puesto en graves dificultades a muchos e importantes negocios en el país, pero el del baloncesto de la NBA iba a mantenerse en buen estado de salud.

"Sé que me pongo en problemas cuando digo esto, pero durante 25 años he tenido la misma preocupación por cada cosa relacionada con nuestra liga, pero ahora puedo asegurar que en la actual crisis económica podemos mantener los mismos ingresos y asistencia que el año pasado", destacó Stern.

El comisionado de la NBA, que tiene un salario anual de más de 10 millones de dólares, dijo que las predicciones de la liga eran mejores el pasado septiembre antes de la crisis financiera, pero que siguen pensando que lo van a hacer bien. "El mercado de valores ha bajado entre un 30 o 40 por ciento", comentó Stern. "Si nosotros nos movemos entre el uno o dos por ciento de pérdidas eso es algo muy bueno, aunque habrá que ver cómo sigue la evolución de la crisis".

Stern también quiso dar a conocer que a partir de las próximas Finales de la NBA el premio de Jugador Más Valioso (MVP) llevará el nombre del legendario Bill Russell, que nunca logró uno con los Celtics de Boston porque lo instituyeron después que ya habían logrado 11 títulos de liga. El comisionado de la NBA también defendió el programa antidopaje que se da dentro de la liga y dijo que las cuatro pruebas que se hacen al azar durante todo el año era más que suficiente, aunque reconoció que se podrían hacer hasta seis.

Al final el comisionado de la NBA admitió que la liga había vivido una "Era de Oro", pero podrían darse muchos problemas si la crisis económica empeora, lo que significa que el tope salarial se tendría que reducir y algunos equipos podrían sufrir dificultades financieras. Como es el caso de los Kings de Sacramento, que no sólo tienen ya problemas económicos y no pueden conseguir la construcción de un nuevo campo.

Los dueños de los Kings, los hermanos Gavin y Joe Maloof han admitido que de no haber solución a corto plazo tendrán que tomar medidas drásticas y cuestionarse si siguen en la ciudad de Sacramento. Stern no quiere que le vuelva a suceder lo mismo que con los SuperSonics de Seattle que se tuvieron que ir a Oklahoma City, donde ahora son los Thunder porque en su anterior sede no quisieron construir un campo nuevo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información