Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Iurbentia machacó al Fuenlabrada

IURBENTIA 86-60 FUENLABRADA
EFE - Bilbao EFE - Bilbao

El iurbentia Bilbao Basket ha obtenido hoy una victoria trascendental para meterse en las eliminatorias por el título, un triunfo de paliza (86-60) al Alta Gestión Fuenlabrada que, unido a la derrota del Ricoh Manresa en Illunbe, le permite depender de sí mismo para acabar la primera fase en octava posición.

No obstante, el equipo bilbaíno deberá ganar en la última jornada en un cancha muy complicada, el Palau Blaugrana, para certificar un éxito que hace solo dos semanas le era impensable. O eso, o que pierdan tanto Fuenlabrada como Manresa en sus respectivas canchas frente a DKV Joventut y Real Madrid, respectivamente.

Ficha técnica:

86 - Iurbentia Bilbao Basket (28 19 16 23): Blums (10), Seibutis (5), Lewis (6), Banic (15) y Guardia (3) -cinco inicial-; Salgado (11), Paco Vázquez (8), Recker (14), Savovic (2), Markota (12) y Pasalic (-).

60 - Alta Gestión Fuenlabrada (16 12 16 16): Valters (3), Oleson (9), Saúl Blanco (4), Tskitisvili (8) y Bueno (8) -cinco inicial-; Ferrán López (-), Radivojevic (9), Sandes (5), Mainoldi (12) y Ayón (2).

Árbitros: Amorós, García Ortiz y Cortés. Sin eliminados.

Incidencias: Unos 5.000 espectadores en La Casilla. Jornada 33 de la Liga ACB.

La emoción del partido de hoy, en el que el iurbentia necesitaba ganar por más de dos puntos para seguir teniendo opciones, no duró casi nada, ya que pronto se vio que había un equipo más fresco, más enchufado y, sobre todo, más acertado que otro.

Así, un arreón inicial de los locales (12-2) no hizo sino adelantar por donde iban a ir los derroteros de un choque en el que siempre mandó con gran ventaja en el marcador el conjunto de Txus Vidorreta.

El primer cuarto terminó con 28-16 después de un acercamiento visitante al 23-16. Fue un espejismo, ya que nada más empezar el segundo cuarto el iurbentia se puso más de 20 puntos por delante (38-17), un marcador ya definitivo para la suerte del choque.

Con el conjunto bilbaíno gustándose en una tarde plena de acierto y de conexión con su afición, las miradas estaban más en San Sebastián que sobre el parqué donde se estaba desarrollando el juego.

Como en Donostia también ayudaba el resultado, cuyo marcador final fue recibido con una ovación que ni el más estratosférico de los triples, la fiesta en La Casilla fue completa. Hasta el punto de que al final del encuentro cada jugador de negro se marcó el baile de una de sus canciones favoritas antes sus seguidores.

Antes, el marcador se fue hasta los 31 puntos de diferencia (86-55) para finalizar el choque con 26 (86-60).

Dentro de un trabajo coral brillante por parte de todos sus jugadores, en el iurbentia destacó sobremanera su capitán, Javi Salgado, que terminó con 23 puntos de valoración. El 'crack' de Santutxu fue uno de los cinco jugadores de su equipo que terminaron con 10 puntos o más anotados y/o de valoración.

Por el Fuenlabrada poco que decir, si acaso sorprenderse por la poca motivación que mostró en un encuentro importante de cara a un objetivo bonito para un equipo y un club de su dimensión. Apenas si caben destacar en el equipo de Luis Guil las apariciones de los secundarios Leo Mainoldi y Vuk Radivojevic cuando aún tenían alguna posibilidad de cambiar el signo del choque.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información