Ir a versión clásica Ir a versión móvil

James y los Cavaliers siguen invictos en la fase final

  • NBA: CAVALIERS 105-85 HAWKS (2-0)
NBA: CAVALIERS 105-85 HAWKS (2-0)
EFE EFE

Nueva sesión de entrenamiento la que protagonizaron los Cavaliers de Cleveland contra los Hawks de Atlanta en el segundo partido de las semifinales de la Conferencia Este que ganaron por 105-85, para ponerse con la ventaja de 2-0 en la serie al mejor de siete. Los Cavaliers mantienen el invicto en lo que va de la fase final con seis triunfos y se unen a los Pacers de Indiana (2004) como los dos únicos equipos en la historia de la NBA que han ganado los primeros seis partidos de la fase final con un margen de ventaja de 10 o más puntos.

Si el primer partido tuvo algo de interés, especialmente porque le entregaron el premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga al alero LeBron James, el segundo no tuvo ya ni eso, y en cuanto a baloncesto, simplemente fue un paseo que aburrió a todo el mundo, incluidos los jugadores de los Cavaliers, que salieron al campo de juego dispuestos a no dejarse sorprender y ya al descanso se fueron con un parcial de 59-35. Si en la primera eliminatoria ante los Pistons de Detroit no tuvieron que sudar demasiado para conseguir la barrida de 4-0, ante los Hawks está siendo todavía mucho más fácil la marcha hacia las finales de la Conferencia Este. De nuevo, James con 27 puntos, cinco asistencias y cuatro recuperaciones de balón, encabezó el ataque de los Cavaliers, que tuvieron a cinco jugadores que anotaron dobles dígitos, incluido el alero brasileño Anderson Varejao, que logró 12 tantos con ocho rebotes.

"Todo el equipo hizo un buen trabajo desde el principio, pero la clave estuvo en la excelente defensa y a partir de ahí todo fue mucho más fácil", declaró James. "Esta claro que el equipo tiene confianza y hacemos bien las cosas en el campo". El escolta Wally Szczerbiak se convirtió en el factor sorpresa del partido al conseguir 17 puntos con tres rebotes para los Cavaliers. Mientras que el base Mo Williams aportó 15 puntos, con cinco rebotes y cinco asistencias, para dejar que el escolta Delonte West, antes de retirarse lesionado en el cuarto periodo, llegase también a los 14 tantos. Varejao, en su línea de jugador decisivo bajo los aros, anotó 6 de 9 en los tiros de campo, puso cuatro tapones, recuperó dos balones y también dio dos asistencias. "Como el resto del equipo me siento cómodo en todo lo que hago en el campo y de ahí que rendimiento sea productivo", comentó Varejao después de haber jugado 27 minutos.

Los Hawks han anotado menos de 90 puntos en cada uno de los últimos 15 partidos de la fase final

Todo lo contrario sucedió con los Hawks, que sin el pívot dominicano Al Horford, y el alero Marvin Williams, ambos lesionados, no tuvieron ningún protagonismo bajo los aros al quedarse con sólo 34 rebotes por 43 de los Cavaliers. Tampoco estuvieron acertados en el ataque, donde una vez más desapareció el escolta Joe Johnson, que anotó sólo 10 puntos después de fallar 10 de 15 tiros de campo, antes de lesionarse en el tobillo durante el tercer cuarto. Mucho peor estuvo el alero Josh Smith al conseguir ocho puntos con 2 de 13 tiros de campo y 4-4 desde la línea de personal. La misma línea de inconsistencia y falta de efectividad mantuvo el base Mike Bibby, que logró 11 puntos, mientras que fue el ala-pívot Maurice Evans lideró el ataque de los Hawks con 16 tantos. El pívot georgiano Zaza Pachulio fue el único que puso algo de espíritu de lucha por parte de los Hawks, especialmente en el trabajo defensivo, y aportó siete puntos con 12 rebotes y un tapón.

Los Hawks han anotado menos de 90 puntos en cada uno de los últimos 15 partidos de la fase final que han disputado fuera de su campo, la mayor racha consecutivas que se recuerda en los "playoffs" desde que se introdujo el reloj para la posesión del balón, en 1955. "Con este tipo de rendimiento en el campo no podemos dar la vuelta a una eliminatoria en la que el equipo rival es muy superior a nosotros", comentó Mike Woodson, entrenador de los Hawks. "Vamos a nuestro campo a luchar y cambiar la marcha de competición, pero no será fácil". La respuesta la tendrán los Hawks el próximo sábado cuando se enfrenten en su campo Philips Arena, a los Cavaliers para el tercer partido de la serie al mejor siete.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información