Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Las tres claves de Ettore Messina

El técnico blanco y su filosofía

El técnico madridista destaca principalmente el “buen trabajo que está haciendo en ataque”, aunque su experiencia hace que se muestra cauto ante uno de los principales retos que ha tenido en su dilatada carrera como entrenador: “Debemos ir despacio, conociéndonos y sabiendo que lo que hay que ganar es la guerra”.

“Para este momento de la temporada, estamos moviendo bien el balón, encontrando buenas opciones de tiro... Pero, defensivamente, estamos bastante lejos”, afirma Messina en sus declaraciones a El País, que da las claves en los pasos que debe ir dando su equipo: “Primero, que tenga una disciplina de juego. Que los jugadores la interioricen y tengan claro que, por ejemplo y por muy bueno que seas, si ves a uno en mejor posición, le tienes que pasar el balón. Luego, que seamos un equipo inteligente, que sepa entender lo que pasa en la pista, no un robot. Y tercero, manejar el ritmo del partido y saber cuándo hay que correr y cuándo hay que parar. Si llegamos a tener las tres cosas, seremos un gran equipo”.

Por otra parte, el técnico descubre el por qué de sus preferencias por jugadores versátiles. "Es muy importante por una razón. Te protege mucho más de las lesiones que puedan surgir a lo largo de la temporada que si tienes jugadores que sólo pueden actuar en una posición. Todos los equipos que llegan a la final four europea tienen banquillos profundos y jugadores de estas características. Incluso hace poco Tanjevic [el seleccionador de Turquía] decía que ya sólo se puede diferenciar entre jugadores exteriores e interiores. Y eso que ahora los interiores pueden tirar de lejos y los exteriores juegan bastante por dentro con el balón y sin él..."

Messina sabe hasta donde debe dar libertad a los jugadores: "Hasta donde la sepa gestionar. Hay jugadores que se encuentran mejor si sólo tienen que elegir entre dos opciones y otros que pueden llegar a contemplar diez porque saben manejarlas. La habilidad del entrenador consiste en saber quién puede hacerlo y a ése darle libertad. Eres como un guardia de tráfico. Puedes ser como en Italia, que miran para otro lado y la gente conduce como le da la gana; como en Estados Unidos, escondido detrás de un anuncio en la carretera y, si alguien se salta las normas, le persigues con un fusil o algo así, o, simplemente, estar por ahí, a la vista, dejando que la gente se maneje y controle bien y, si surge algún problema, ayudar para solucionarlo".

Un técnico que sabe valorar y diferenciar lo que pueden dar sus jugadores desde la perspectiva de una mezcla entre veteranía y juventud: "Normalmente, los jugadores jóvenes necesitan no tener que manejar muchas opciones y que les dejen crecer despacio. Los veteranos suelen leer mejor las situaciones. Dándoles una idea de juego, saben cómo aprovecharla. Por eso hay que intentar saber bien en qué nivel de evolución está tu equipo. Y también de dónde vienen tus jugadores y a qué tipo de disciplina táctica están acostumbrados. La clave es leer y reaccionar. Que no piensen que el valor de sus decisiones se basa única y exclusivamente en si la jugada termina en canasta o no porque, entonces, lo más probable es que te pidan que tomes tú esa decisión".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información