Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Al Panathinaikos hay que jugarle cara a cara"

  • Messina no considera decisivo el partido ante los griegos
Messina no considera decisivo el partido ante los griegos en Vistalegre
Defensa Central Defensa Central

El entrenador del Real Madrid, Ettore Messina, no dudó en elogiar a su rival de mañana en el banquillo del Panathinaikos, Zeljko Obradovic, al tiempo que aseguró que el partido no será "decisivo" para el devenir final de la Euroliga.

"Si ganamos, bien, pero, si perdemos, no pasa nada. Lo que pase en este partido no va a marcar donde vamos a terminar al final de la temporada. Es un partido que queremos ganar y jugarlo bien, pero no es el definitivo", aseguró, recordando que espera "tener muchos encuentros importantes esta temporada".

Cada vez más contento con la evolución del equipo, tiene claro que todavía queda un camino largo por recorrer. "El de Bilbao fue un buen partido y hasta ahora es, posiblemente, el mejor. Pero tenemos que subir un peldaño. El nivel del Panathinaikos es, con todo el respeto al Bilbao, superior. Queremos dar un paso adelante", consideró.

Messina, además, espera que ya esté "superada la irregularidad" del equipo en algunos tramos de los partidos y que se demuestre mañana jugando "con personalidad". "Cuando el equipo juega contra el campeón de Europa, jugar con personalidad es clave. Puede salir bien o mal, pero hay que jugarle cara a cara", confía.

De todas formas, sabe que al Real Madrid le "faltan todavía cosas" para estar al nivel de un equipo como el Panathinaikos porque "ellos llevan años y años jugando juntos, tienen experiencia y se conocen muy bien".

El técnico madridista valora que sus jugadores están "defendiendo más agresivos" y con "un ritmo más alto" para lo que, reconoce, "es necesario jugar con un mayor número de jugadores". "Con seis jugadores no se juega con agresividad. Los partidos a un ritmo alto necesitan de muchos", añadió, confiando en la recuperación de Reyes y Van den Spiegel y de la mayor aportación del grupo.

"LA COPA MÁS IMPORTANTE ES LA PRÓXIMA".

Respecto a Obradovic, el italiano valora que "es un grandísimo entrenador, el que más Euroligas ha ganado de todos": "Sus equipos siempre están a un nivel muy alto e intentan controlar el partido. El mérito es suyo. Le respeto mucho y él me respeta, tenemos una buena relación".

Sin embargo, cree que el hecho de que entre ambos hayan ganado 11 veces la Euroliga y se hayan repartido los últimos cuatro títulos, no influye para esta temporada. "La copa más importante de todas es la próxima. Todos los equipos luchamos por lo mismo. El primer objetivo es el 'Top-16' y luego la 'Final Four'. Faltan muchos partidos", sentenció.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información