Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid busca el liderato de su grupo en el infierno de Atenas

  • Hansen y Van der Spiege, dudas
Hansen y Van der Spiege, dudas
EFE EFE

 El Real Madrid busca rearmarse moralmente en Atenas, ante el Panathinaikos, el actual campeón de Europa, en un partido en el que está en juego el primer puesto de su grupo de la Euroliga, aunque en realidad nada hay en juego.

Real Madrid y Panathinaikos prácticamente están clasificados para la siguiente fase de la Euroliga, el 'top 16', y su enfrentamiento en el OAKA Atenas sólo servirá para determinar el líder del grupo, un premio honorífico porque los resultados de esta fase preliminar no tienen trascendencia más tarde. El Real Madrid llega en mal momento a Atenas en cuanto a resultados, tras perder ante el Prokom, la semana pasada en la competición continental, y ante el Xacobeo en la ACB; y en cuanto a lesiones, con la ausencia de Sergio Llull y las dudas de Tomas Van den Spiegel y Travis Hansen.

Hansen y Van Den Spiegel, dudas hasta última hora

Llull está de baja por un esguince fuerte de tobillo, mientras que Van den Spiegel y Hansen serán duda hasta el último momento. El Panathinaikos también cuenta con la importante baja de Dimitris Diamantidis. "No es un buen momento para visitar al actual campeón de la Euroliga, por nuestros dos últimos resultados y por la lesiones que arrastramos, pero no queremos poner excusas y lucharemos por la victoria", declaró Ettore Messina, entrenador del Real Madrid.

Para Zeljko Obradovic, entrenador de los griegos y ex entrenador de los madridistas, su equipo cuenta para este partido con una "gran motivación". "Nos ganaron en el partido de ida y ahora que hemos recuperado a algunos de nuestros jugadores queremos ganar y ser los líderes del grupo", apuntó el técnico del Panathinaikos.

"No renunciamos a nada"

Rimantas Kaukenas, jugador del Real Madrid, es consciente de la dificultad del partido. "Tienen un gran equipo y son muy buenos en ataque y en defensa, con varios jugadores decisivos. Nuestra intención es jugar un buen partido y no renunciar a nada", explicó. Mike Batista, pívot del equipo griego, también habló de la "motivación extra" tras perder en Madrid en el partido de ida, pero apuntó que su equipo no la necesita y que "basta con jugar ante un equipo tan grande como el Madrid e intentar dar una alegría a los aficionados".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información