Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El 'baby boom' llega a La Caja Mágica

  • Los jovenes toman el mando.
Los jovenes toman el mando
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

El Real Madrid, dentro de su irregularidad (inexplicables las derrotas ante equipos como el Meridiano Alicante o el Charleroi belga) está dejando varias noticias agradables en lo que llevamos de campaña. Y la más reseñable de todas ellas es la responsabilidad que están adquiriendo los jóvenes en este equipo. Tanto es así que se han convertido en el sustento del conjunto entrenado por Ettore Messina.

Los Prigioni, Garbajosa, Felipe Reyes y Tucker han dejado paso a las nuevas generaciones. De ellos va a depender el futuro de la sección de baloncesto del Real Madrid, y por ello deben empezar a tirar del carro desde ya mismo. Nos referimos a Sergio Rodríguez, Llull, Suárez, Tomic y Mirotic. Ninguno de ellos llega a los 25 años de edad, pero están demostrando tener la madurez suficiente para soportar la presión de liderar a un gran equipo en ciernes como es éste.

En la dirección de juego tenemos a Llull y Sergio Rodríguez. El primero de ellos alterna la posición de base con la de escolta, pero es el líder indiscutible del equipo sobre la cancha. Las jugadas ‘calientes’ del partido siempre están en sus manos, y para la afición de La Caja Mágica es también un referente. Es el sucesor natural de Alberto Herreros en este equipo. Rodríguez, en cambio, está pasando aún por un periodo de aclimatación a la ACB tras cuatro temporadas en la NBA en las que apenas contó de minutos. Poco a poco va encontrando su sitio, aunque hay partidos en los que desaperece.

Carlos Suárez ha echado a la basura todos esos tópicos que hablan de periodo de aclimatación a los nuevos equipos. Messina le ha dado galones desde el principio, y él los ha aceptado encantado desde la vida. Es el mejor jugador del equipo en lo que a valoración se refiere, y no es de extrañar, ya que es el multiusos del equipo: rebotea, postea en la zona y anota tanto desde dentro como desde fuera. Un gran acierto su fichaje.

Y en la zona está la pareja balcánica formada por Ante Tomic y Nikola Mirotic. Tomic es, a todas luces, el pívot titular del equipo. Le falta aún más contundencia en los dos aros, pero tiene una muñeca de oro, y con poco que mejore su intensidad en la zona será uno de los mejores pívots de Europa. Y el futuro de Mirotic es todo suyo. Ante el Unicaja dio todo un recital de lo que es capaz, y esa gran actuación le va a valer para que Messina le siga dando minutos en los próximos partidos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información