Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sergio Llull agónica canasta

  • La gesta del Fuenlabrada se fue desinflando con el paso de los minutos
La gesta del Fuenlabrada se fue desinflando con el paso de los minutos

El Real Madrid se impuso en el derbi madrileño frente al Baloncesto Fuenlabrada, que acabó cediendo este domingo en La Caja Mágica por 76-75 gracias a una agónica canasta de Sergio Llull que sentenció a los de Salva Maldonado, capaces de plantar cara al conjunto local conscientes de que se jugaban el billete copero

Los primeros instantes del choque retrataron la importancia del triunfo para los fuenlabreños. Para sorpresa de la única afición local que todavía no ha visto caer a su equipo en esta primera vuelta del campeonato, el Baloncesto Fuenlabrada saltó a la pista con una agresividad que pilló por sorpresa a los hombres de Ettore Messina.

De la mano de un gran Ayón -siete puntos en los primeros cinco minutos- los del sur de Madrid se plantaron con un parcial de 2 -11 que obligó al técnico italiano a pedir el primer tiempo muerto del partido y empezar a mover el banco para dar entrada a un Nikola Mirotic que le cambió la cara al encuentro.

El ala-pívot montenegrino ayudó a mejorar los registros en el rebote ofensivo de su equipo junto a su compañero de batalla, Felipe Reyes. Sin duda, ambos jugadores fueron los mejores del choque al descanso aunque en su particular lucha con la defensa fuenlabreña contaron con la inestimable ayuda de Sergio Llull. El menorquín anotó ocho puntos en el primer tiempo pero sobre todo volvió a guiar a los suyos por enésima vez esta temporada.

La reacción blanca se consolidó con la entrada a pista de Sergio Rodríguez y de un Carlos Suárez que brilló en el segundo pulso del choque con seis puntos que lograron que el Madrid empezara a aumentar la brecha de puntos en el electrónico, pese a la desesperación de Ettore Messina en el banquillo que no acaba de ver el juego ofensivo de su equipo este domingo.

La gesta del Fuenlabrada se fue desinflando con el paso de los minutos y los hombres de Salva Maldonado fueron perdiendo fuelle, despidiendo el segundo cuarto del partido con un total de 8 puntos anotados que mermaron al conjunto fuenlabreño de cara al segundo tiempo. Los del sur de Madrid aguantaron la presión de La Caja Mágica en los primeros diez minutos pero abandonaron la pista rumbo a vestuarios con una desventaja de 39-31.

EXCESO DE CONFIANZA BLANCA

Tras el paso por vestuarios, el encuentro siguió idéntico guión que como despidió el primer tiempo. El Fuenlabrada intentó sin éxito penetrar la defensa merengue y el Real Madrid hizo gala de su mejor solidez defensiva por medio de D'or Fischer.

El pívot norteamericano ofreció sus mejores minutos sobre la pista de la Caja Mágica y fue esencial en el rebote defensivo de su equipo, sin duda el mejor local en esta tarea durante el segundo tiempo. Los de Messina hicieron buena su ventaja y se dedicaron a mantener sobre el parqué a sus mejores hombres.

La figura de Sergio Llull fue un constante quebradero de cabeza para los fuenlabreños, que acabaron desquiciados con el base menorquín. El isleño estuvo muy entonado desde la línea de triple, tres de tres, y además estuvo muy activo en el ataque blanco durante todo el encuentro.

La distancia de diez puntos que vertebró el triunfo local se mantuvo constante hasta bien entrado el último cuarto. Ayón, fue de nuevo la esperanza en el bando visitante durante el último tramo del partido pero Mainoldi asumió ese papel desde la línea de triple.

El ala-pívot argentino destapó las carencias de los blancos y aprovechó la relajación en defensa de los Messina para recortar la distancia en el marcador. Dos triples del argentino sumados a otros dos de Cortaberría a tres minutos del final pusieron emoción a un choque en el que a 80 segundos del final Colom dio la sorpresa con un triple que ponía por delante al Fuenlabrada.

Finalmente, Prigioni acudió al rescate de los suyos con dos triples finales que sumados a la agónica canasta de Sergio Llull acabaron dando la victoria al Real Madrid. Buen papel de los hombres de Salva Maldonado que plantaron cara en una pista donde nadie ha vencido esta temporada. La baja de Esteban Batista sigue pesando en el Baloncesto Fuenlabrada que no levanta cabeza desde la salida del argentino al Caja Laboral.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: REAL MADRID, 76 - FUENLABRADA, 75.

--EQUIPOS.

REAL MADRID: Prigioni (9), Carlos Suárez (4), Tucker (4), Sergio Llull (15), Fischer (10) --cinco inicial--; Mirotic (17), Velickovic (-), Reyes (11), Sergio Rodríguez (6).

FUENLABRADA: Valters (13), Laviña (5), Rabaseda (-), Cortaberría (-), Mainoldi (15) --cinco inicial--; Kus (7), Guardia (-), Colom (7), Bismarck (6) y Ayón (16).

--PARCIALES: 19-23, 20-8, 16-12 y 21-32.

--ÁRBITROS: Amorós, García González y Rial.

--PABELLÓN: La Caja Mágica. 5.579 espectadores.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información