Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Rudy se despidió en plan campeón

  • Real Madrid 81-64 Valencia
Real Madrid 81-64 Valencia
Inma Rodríguez - Palacio de los Deportes Inma Rodríguez - Palacio de los Deportes

Un Palacio de los Deportes casi lleno  tuvo como protagonista a dos hombres, e incluso tres. También un  homenaje, el que se le hizo a Rudy Fernández y Serge Ibaka que regresan a la NBA. Florentino Pérez y Felipe Reyes fueron los encargados de entregar una camiseta firmada por todo el equipo como recuerdo en este adiós. Una despedida que llevaba consigo una frase, la  que coreaban los aficionados: “Rudy, quédate”. Una canción que se repetía al principio, durante y al finalizar el encuentro.

Una despedida que se hizo notar más aún con los 17 puntos de Rudy y con el afinamiento de Ibaka en el rebote, y que hicieron que el club blanco consiguiera su octava victoria por 81-64.

Se trataba de un choque marcado por dos grandes, el colíder de la Liga y el cuarto clasificado que traía consigo ese tercer hombre protagonista del encuentro: Tiago Splitter, que también puso su seño de despedida con 21 puntos y 7 rebotes.

El partido  comenzó a favor para los valencianos, que a cinco minutos del final adelantaban por 7 puntos al equipo blanco. Pero después apareció el talismán, menos fino en tiros libres y precisamente el hombre en el que estaban puestas todas las miradas: Rudy Fernández, que hizo que el marcador se fuera beneficioso para el Madrid con 16-12.

Ficha técnica:

Real Madrid 81 (16 22 20 23): Llull (7), Carlos Suárez (8), Rudy (17), Mirotic (8) y Tomic (6) -quinteto inicial- Reyes (16), Begic (3), Sergio Rodríguez (3), Carroll (7), Ibaka (6) y Sanz (0)

Valencia 64 (12 20 9 23): Markovic (4), De Colo (7), Rafa Martínez (10), Splitter (19) y Lischuk (10) -quinteto inicial- San Miguel (5), Pietrus (0), Olgivy (6) y Kuksiks (3).

Árbitros: Conde, Perea y Munar. Eliminado: Pietrus (m.32)

Incidencias: Partido de la décima jornada de la Liga ACB disputado en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid ante 10.997 espectadores.

Ya el segundo cuarto, y con un Sergio Rodríguez en la dirección, algo más fino que Llull en el primer periodo, hizo que los de Laso fueran ganando ventaja. También decisiva fue la actuación de Ibaka en este periodo y sus inconfundibles tapones. El congoleño remató su jugada con una canasta que volvía a dejar a su equipo con ventaja para el descanso.

Pero en una noche especial faltaba aún más brillo. El Real Madrid jugaba y demostraba quién era en la cancha pero fue en el tercer cuarto cuando llegó el verdadero espectáculo. Se conseguía un parcial de 17 - 0 a los cuatro minutos, y ahí, comenzó la racha imparable del Madrid. Camino que se conseguía por medio de canastas como las de Llull, mucho más acertado en este cuarto. El base, colaba la pelota por debajo de las piernas de su adversario, devolvía a Rudy, y éste otra vez a Llull culminando en una jugada de escándalo.

Ya en los últimos minutos, volvía a estar presente Rudy, pero también Felipe Reyes que volvió a demostrar  que su buena racha no era sólo cosa de un día, prueba de ello fueron sus 12 puntos.

El Madrid no dio opciones a un Valencia que, pese a tener a un todo poderoso Splitter, demostró que la cancha sigue siendo un obtáculo prohibido. Victoria blanca y derrota valencianista.  El encuentro poco parecía una lucha de dos, a juzgar por los abrazos entre los miembros de ambos equipos. Era momento de decir adiós.

 

Player Video...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información