Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Atraco a caja armada

  • Caja Laboral 82-79 Real Madrid
Caja Laboral 82-79 Real Madrid
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid fue masacrado (82-79) por el arbitraje en el tercer partido de la serie de semifinales de la ACB. Después de los lloriqueos del jefe del Caja Laboral, el señor Querejeta, los colegiados se encargaron de machacar al Real Madrid en el último cuarto del partido, justo cuando los locales se habían atascado y los blancos lo empezaban a tener todo a su favor. Expulsaron a Begic, echaron a Singler por cinco faltas, un soplo de Velickovic fue 'premiado' con canasta y adicional. Un sinfín de errores que favorecieron a los vascos y que allanaron la derrota del Madrid. El villarato de la canasta en su máximo explendor. El jueves, cuarto partido con 2-1 en la serie para los vascos.

 

 

 

De poco le sirvió al Madrid hacer el mejor partido de lo que llevamos de serie, pues el arbitraje se encargó de mermarle cada vez que mostraba su evidente superioridad en el marcador. Desde el principio quedó patente que no iba a ser el día del Caja Laboral, muy errático de cara a canasta y con muchos problemas para atacar la magnífica defensa planteada por los de Laso. Aún así, la igualdad fue patente en los dos primeros cuartos y ambos conjuntos sobrevivían a base de su juego interior, con Tomic, Begic y Velickovic muy entonados en la zona.

Un arreón del Baskonia en el segundo cuarto gracias a la aportación de Bjelica colocó la máxima del partido (27-20, min.20), pero el acierto en el rebote ofensivo y un excepcional Sergio Rodríguez lograron mantener a los blancos dentro del encuentro. Así, todo llegaba en un puño al descanso (32-30) y auguraba una segunda parte de infarto. Tras la reanudación, una increíble antideportiva señalada a Carrol impulsaba un nuevo parcial de los vascos de 10-2 que parecía que hundía definitivamente al Madrid (52-45, min.29). Hacía ya bastante rato que los colegiados tenían ganas de marcha y, curiosamente, siempre aparecían para echar una mano a los de casa.

Pero no sería más que el principio de una actuación calamitosa para los intereses blancos. Con Llull y Sergio Rodríguez sobre la pista el Real Madrid empezó a correr y a defender y logró remontar el partido tras tener al Caja Laboral cuatro minutos sin anotar al comienzo del último cuarto. Un parcial de 0-12 (54-59, min.35) evidenciaba que los visitantes estaban haciendo más por lograr la victoria, pero el trío arbitral no estaba dispuesto a dejar que todo fuera tan fácil. Una doble antideportiva a Begic (la segunda tras una provocación de San Emeterio que también le provocaba la antideportiva) llevaba al esloveno a la expulsión, lo que dejaba al Madrid a Tomic como único pívot y con cuatro faltas personales.

El Baskonia ya tenía el impulso que necesitaba, pues Prigioni lograba igualar de nuevo el marcador (62-62, min.37). La catástrofe se completaba con la eliminación de Tomic por faltas, que dejaba al Madrid sin pívots. Aún así, cuatro puntos de Llull en dos penetraciones 'kamikazes' volvían a poner una ventaja que parecía vital para lograr la victoria (62-66, min.38), pero un par de malos ataques facilitaban que Prigioni igualara el partido a falta de solo ocho décimas para su finalización (69-69, min.40); por lo que todo acababa por derivar en la prórroga.

Y ahí es donde, por lógica, murió el Madrid. Sin sus dos pívots y Singler por culpa del penoso arbitraje, el Real Madrid se aferró como pudo al encuentro. El Caja Laboral se estiró en un principio (73-70, min.42), pero Sergo Rodríguez igualó con un triple marca de la casa. Posteriormente, un nuevo triple de Velickovic volvía a poner las tablas (78-78, min.44), pero un 2 1 de Bjelica tras una falta inventada por los colegiados ponía tres de ventaja a solo 15 segundos por jugar. Aún así, los blancos tuvieron unos pocos segundos para intentar la igualada con 82-79, pero los árbitros no quisieron ver una falta a Carroll cuando tiraba desde la línea de 6,75. Hasta el último momento los colegiados dejaban su sello e impedían que los blancos se llevaran una merecida victoria del Buesa Arena. El jueves, el cuarto y vital enfrentamiento; donde los blancos deberán ganar si quieren seguir vivos en la Liga Endesa. Siempre y cuando los trencillas lo permitan...

 

CAJA LABORAL 82: Prigioni (4), San Emeterio (6), Oleson (17), Lampe (7), Teletovic (14) --quinteto inicial-- Nemanja Bjelica (14), Milko Bjelica (11), Ribas (7), Heurtel (2).

REAL MADRID 79: Llull (12), Suárez (3), Singler (10), Begic (8), Velickovic (13) --quinteto inicial-- Sergio Rodríguez (19), Mirotic (-), Tomic (8), Reyes (4), Pocius (2), Carroll (-).

PARCIALES: 15-13, 17-17, 22-17, 15-22, 13-10 (prórroga).

ARBITROS: Martín Bertrán, Pérez Pérez y Araña. Expulsaron a Kyle Singler y Ante Tomic por cinco faltas y a Mirza Begic por dos faltas antideportivas por parte del Real Madrid.  

PABELLÓN: Buesa Arena. En torno al segundo minuto del partido, éste tuvo que ser interrumpido brevemente por el lanzamiento de cientos de rollos de papel higiénico que alcanzaron la pista hasta que los operarios se encargaron de retirarlos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información