Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Artest será traspasado a los Rockets de Houston

EFE EFE

Todo está acordado para que el alero Ron Artest sea traspasado por los Kings de Sacramento a los Rockets de Houston. Sólo falta cumplir el anuncio oficial, que no se hará hasta el próximo 14 de agosto. De acuerdo al "Houston Chronicle", que cita como fuente a un directivo de la NBA, los Rockets han acordado adquirir a Artest y a cambio enviarán a los Kings al veterano base Bobby Jackson, al novato Donte Greene, dos selecciones del sorteo universitario y dinero en metálico.

Los Kings recibirán con mucho agrado a Greene, un alero formado en la Universidad de Syracuse que impresionó al equipo en los entrenamientos previos al sorteo. El jugador fue seleccionado por los Grizzlies de Memphis en la posición 28 y enviado a Houston, en un acuerdo entre tres equipos la noche del sorteo universitario.

Jackson, que la pasada temporada dividió su tiempo entre los Hornets de Nueva Orleans y los Rockets, logró un promedio de 7,7 puntos por partido. Si se cierra el traspaso, Jackson iniciaría su segundo período con los Kings, equipo con el que ya jugó desde la temporada 2000 hasta 2005, el mejor periodo de su carrera profesional y también del equipo de Sacramento, que tenía como entrenador a Rick Adelman.

La decisión de los Kings de traspasar a Artest se dio después de que el jugador lo solicitara porque deseaba estar de nuevo con su ex-entrenador, Adelman, que es su preferido, y en el que confía plenamente. Artest al final no quiso irse a los Knicks de Nueva York ni tampoco unirse a los Lakers de Los Ángeles junto con Kobe Bryant, pero sí está convencido que junto al pívot chino Yao Ming y al escolta Tracy McGrady puede volver a estar con un equipo que luche por el título de Liga.

Rechazó a los Lakers

El anunció oficial del acuerdo al que han llegado los Kings y los Rockets no podrá darse hasta el próximo 14 de agosto porque en el mismo se incluyen los derechos de Greene, que no es elegible para este tipo de traspaso hasta esa fecha."Sí, ha sido acordado de forma provisional", declaró el agente de Artest, Mark Stevens, de acuerdo a la estación de televisión KRIV, en Houston. "Ahora tiene que ser confirmado por la oficina de la Liga y hasta que esté finalizado, no es oficial", añadió.

En Houston, Artest tendrá de compañeros a McGrady y Ming para formar uno de los tríos más duros en la NBA. Con Yao lesionado la mayor parte de la temporada, los Rockets consiguieron marca de 55-27 para quedar en el tercer lugar de la División Suroeste y perdieron 4-2 en la primera ronda de la fase final ante el Utah Jazz.

McGrady fue el primero en conocer la noticia de la posible llegada de Artest como nuevo compañero y lo calificó como algo "muy bueno"."No podría estar más feliz", declaró T-Mac, de acuerdo a la estación de televisión KRIV. "Complacido de cómo la organización trata de mejorar este equipo, de obtener la ayuda que Yao y yo realmente necesitamos para llegar a donde queremos estar, entre los equipos de elite de la liga", comentó. McGrady reconoció que si al final todo era cierto, se encontraba ante la noticia que había estado esperando durante sus 11 años de profesional.

Un jugador conflictivo

La pasada temporada, las lesiones no permitieron a Artest jugar nada más que 57 partidos, pero logró promedios de 20,5 puntos; 5,8 rebotes y 2,3 robos, pero los Kings se quedaron con marca perdedora de 38-44. Artest, de 28 años, se ha establecido su propia fama de ser un jugador con una personalidad muy volátil y conflictiva, pero también ha demostrado unas grandes cualidades como profesional.

Mientras jugaba para los Pacers de Indiana, se convirtió en el triste protagonista del mayor escándalo antideportivo que se vivió en la historia de la NBA cuando se enfrentó a los aficionados de los Pistons de Detroit durante un partido que su equipo disputó en el Palacio de Auburn Hills, la temporada del 2004-05. Sus acciones antideportivas y violentas le costaron una suspensión de 73 partidos, el castigo más duro impuesto por una pelea de la NBA.

Artest, que también ha tenido problemas con la ley en acciones de violencia doméstica, ahora quiere llegar a Houston para comenzar lo que puede ser su última y gran oportunidad para lograr estar en unas Finales de la NBA.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información