Ir a versión clásica Ir a versión móvil

'Cristiano' Cedrés, el desborde del Castilla

  • Analizamos en profundidad al que probablemente sea el futbolista más eléctrico de la cantera del Real Madrid
Diego Vargas - El reportaje
Diego Vargas - El reportaje Diego Vargas - El reportaje

El desborde y la velocidad en el Real Madrid Castilla tienen nombre y apellido: Cristian Cedrés. El canario, formado en la cantera madridista desde el pasado año 2010, tiene todos los ingredientes para ser uno de los extremos más importantes del panorama nacional en muy pocos años.

Cristian Josué Artiles Cedrés, nacido en la isla de Gran Canaria el 24 de enero de 1996 (acaba de cumplir 20 años) es una de las perlas con que cuenta el Real Madrid en su cantera. Natural del barrio de Carrizal, de la localidad de Ingenio, el joven futbolista decidió desde sus inicios emplear el apellido materno como nombre deportivo. Su primer equipo fue el Unión Carrizal, el equipo de su barrio, en el que dio las primeras patadas al balón y en el que empezó a forjarse la carrera deportiva de un futbolista con mucho futuro, sea en el club blanco o sea en otro club de Primera.

Cuando estaba en el segundo año de Benjamín, Las Palmas se fijó en él y decidió hacerse con sus servicios. Así, Cedrés pasó a formar parte de una cantera que ha dado muchísimos talentos en los últimos años, como es el caso de futbolistas como Juan Carlos Valerón, Manuel Pablo, Rubén Castro o Vitolo. Es cierto que todavía falta que un jugador de la Vela Chica, como se conoce a la cantera de Las Palmas, tenga la oportunidad de defender la camiseta de un equipo de los llamados grandes, y ahora mismo no hay nadie más cerca de hacerlo que un Cedrés que 'enamoró' a Zidane con su buen hacer en el Castilla y es uno de los jugadores a los que el francés no quita ojo.

Pese a no ser un goleador al uso, Cristian salió de Las Palmas para fichar por el Real Madrid después de convertirse en el máximo goleador de cada uno de los equipos por los que fue escalando. Tras su primer año como Cadete, el club blanco decidió echar sus redes encima de él y Sixto Alfonso, ojeador de la entidad merengue en las Islas Canarias, le trajo a la capital de España cuando tenía 14 años, ingresando en el Cadete B. Desde el primer día, su olfato de gol y su habilidad con las dos piernas le convirtieron en un jugador muy empleado por los entrenadores de las categorías inferiores, y no sólo en el Madrid, sino también con la Selección Canaria.

Talento y ambición a partes iguales

Eléctrico, hábil con los dos pies, muy bueno técnicamente, rápido, con desborde y aplicado en defensa, Cedrés se ganó rápidamente a compañeros y técnicos para convertirse en indiscutible en cada uno de los equipos en los que ha militado dentro del Real Madrid, subiendo peldaños continuamente hasta alcanzar el Castilla. Su polivalencia le permite jugar en cualquiera de las dos bandas, con una capacidad brillante en el uno contra uno y un chut certero que recuerdan a los inicios, salvando las distancias, a cierto crack portugués con un nombre muy similar, Cristiano. También en el carácter recuerda al luso, por ambición e ímpetu.

Todavía queda mucho por delante para que Cristian Cedrés consiga sus objetivos como futbolista, pero no cabe duda de que tiene las condiciones necesarias. Ahora, tras el cambio de entrenador en el Real Madrid Castilla, ha empezado a ganarse la confianza de Luis Miguel Ramis del mismo modo que ya contaba con la de Zinedine Zidane. El ascenso con el filial madridista a la Liga Adelante se antoja como fundamental para que Cedrés, al igual que el resto de sus compañeros, puedan foguearse en una categoría superior y aspirar todavía más a formar parte del primer equipo a corto o medio plazo.

Imagen de portada: www.realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información