Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Este líder va muy en serio

  • Morata, por partida doble, y Casado certificaron la superioridad madridista en Mareo
Sporting B 1-3 Real Madrid Castilla
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid Castilla tenía este domingo un importante examen en la Escuela de Fútbol Mareo. Los blancos se medían a domicilio al Sporting de Gijón B, un conjunto de mitad de tabla que en el choque de ida había plantado mucha cara en Valdebebas. Además, el choque llegaba después de acumular cinco consecutivos con un expulsado como mínimo, lo que cual había hecho que los de Toril se plantearan como un reto acabar con los 11 sobre el campo.

Desde el primer minuto el Castilla tomó el papel del líder del Grupo I de Segunda División B y se hizo con el control del partido. Ante un equipo batallador, los canteranos merengues hicieron valer su mayores técnica para imponer su juego. Fruto de su buen fútbol llegó el gol de Morata en el minuto 7 después de un gran pase entre líneas de Omar que rompió la adelantada defensa asturiana.

Sin embargo, el gol no supuso un palo duro para los locales, quienes se recompusieron de manera casi inmedita. Un córner botado desde la izquierda de Jesús acabó en las redes tras un cabezazo de Moisés. El comienzo había sido muy bueno, pero el Sporting de Gijón B había empatado rápidamente de manera poco justa. A partir de ahí, el choque vivió sus minutos más equilibrados, aunque el Castilla era el equipo que copaba las ocasiones claras. Así, Morata, Carvajal, Mandi y Omar tenían en sus botas el segundo, pero erraban por poco.

Era cuestión de tiempo que el Castilla marcara el segundo y éste llegó tras un sorprendente cabezazo de Casado. Un centro desde la derecha de Carvajal lo remató el lateral de cabeza en una espectacular parábola que batía por alto a Raúl. Era el minuto 41 y un gol psicológico para el Gijón. Con 1-2 llegaba el descanso, de manera que los de Toril se fueron con la tranquilidad del marcador. Una sensación que se incrementó a los cinco minutos de la reanudación tras la expulsión por doble amarilla del autor del gol local, Moisés. Una tonta mano en el centro del campo fue la culpable.

Pero, lejos de amilanarse el Sporting en su minoría, el equipo se echó hacia arriba y puso en apuros a Jesús en varias ocasiones. Muñiz se mostró muy activo en los locales en estos minutos, pero Morata apareció a la hora de juego para empujar a la red una acción excepcional de Jesé por la izquierda. Era el 1-3 y el mazazo definitivo para las aspiraciones de los asturianos, por lo que el Castilla dejó que el crono corriera e incluso pudo aumentar las diferencias en los últimos minutos. No hizo falta, porque los de Toril tenían los 3 puntos en el bolsillo y afianzaban aún más su liderato a la espera de lo que haga en la tarde de este domingo el Lugo ante el Celta B.

Player Video...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información