Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El reencuentro feliz del Castilla

  • Triunfo logrado desde la eficencia gracias a los tantos de Jesé y Morata
R.M. Castilla 2-0 Rayo Vallecano B
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid Castilla recuperó este domingo la senda del triunfo después de dos pinchazos consecutivos en las últimas jornadas. Los de Alberto Toril se impusieron con solvencia por 2-0 al Rayo Vallecano B, un conjunto que ya les había puesto en muchos problemas en el choque de la primera vuelta y que llegaba al Alfredo Di Stéfano de Valdebebas como el sexto mejor equipo de este Grupo I de la Segunda División B.

El filial madridista salió algo dormido al campo a pesar del lleno que presentaba el estadio madridista para presenciar el derbi madrileño. El Rayo Vallecano B dejó claro desde el primer momento por qué es uno de los equipos con más calidad de la categoría e intentó dominar el juego a través de la posesión del esférico. Sin embargo, el Castilla no estaba dispuesto a desperdiciar esta vez las ocasiones de las que dispusiera, pues pinchar en este partido era equivalente a complicarse bastante el ascenso a la Segunda División.

Así, en el minuto 18 Jesé cazó de manera sorpresiva una contra que inició Mosquera con un pase en profundidad. El canario se plantaba solo ante Ismael y le batía con calidad bajo la atenta mirada de José Mourinho, quien no se quiso perder el partido en el Di Stéfano. El tanto sirvió para espolear al equipo, ya que trajo la tranquilidad para los jugadores merengues y la grada. Consecuencia del mismo llegaron los mejores minutos del Castilla en el partido, culminados con el segundo tanto de la mañana.

Morata empujaba el balón a la red en el minuto 33 tras una magnífica acción por banda diestra de Jesé. El equipo se ponía 2-0, una distancia prácticamente insalvable para un Rayo B correcto, pero inoperante en ataque. Los vallecanos no crearon mucho peligro en la última hora de juego, de manera que el resultado no peligró en ningún momento. Por eso, el Castilla levantó el pie del acelerador y dejó que pasaran los minutos, aunque buscó con interés encontrarse con el tercero. Lo único que encontraría sería un par de feas faltas de los visitantes, que demostraron su impotencia a base de patadas ante un impasible colegiado. Se cerraba así un nuevo triunfo del Castilla, el cual permitirá al equipo respirar una semana más con la tranqulidad de saberse líder del Grupo con un colchón considerable de puntos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información