Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La Segunda le cambiará la cara al Castilla

  • El filial merengue está viviendo una clara metamorfosis de cara a la próxima campaña
El filial merengue está viviendo una clara metamorfosis de cara a la próxima campaña
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Una vez certificado el ascenso a la Segunda División tras superar en el play-off al Cádiz, la primera intención del Real Madrid fue la de mantener el bloque del Castilla para afrontar con garantías la próxima temporada. Sin embargo,la dificultad para que el equipo traspase a algunos los jugadores de su primera plantilla ha hecho que en las oficinas del Bernabéu estén tomando la decisión de vender a algunas promesas, lo cual provocará grandes cambios en el filial.

 

 

El cuerpo técnico merengue ha elegido la vía de traspasar a algunos de sus mejores canteranos bajo la fórmula de la cláusula de recompra. Así, dos puntales del Castilla del ascenso como Joselu y Carvajal no continuarán en el equipo la próxima campaña. En el caso del lateral derecho está totalmente confirmado, mientras que al gallego le están buscando destinos en la Premier League y parece que el West Ham podría acabar convenciendo al jugador y al club para que firme un contrato con ellos. En cuanto a Morata, el jugador podría formar parte de la primera plantilla en la campaña 2012/13, pues según informa el diario 'As' Mourinho cree que el delantero ya está capacitado para dar el salto.

A ello se unen las bajas también confirmadas de Isaac, Pablo Gil, Iván, Mendes, Mandi, Zamora, Mosquera, Merchán y Juanfran. Así, del núcleo duro del equipo parece que solo los dos porteros (Mejías y Jesús), más Nacho, Casado, Álex Fernández, Omar, Óscar Plano, Denis y Jesé continuarán en el nuevo proyecto merengue. Junto a ellos estarán los nuevos fichajes: el jugador del Lucena Quini, el central Mateos y los jugadores de las categorías inferiores que Alberto Toril considera que están listos para ascender (Derik, Sobrino, José Fernández y Cristiano Benavente).

Hay que tener en cuenta que el calendario de 42 jornadas de la Segunda División va a obligar al equipo a tener una plantilla amplia y competitiva, por lo que el Castilla tiene aún mucho trabajo por delante para definir las altas. Los futbolistas que han abandonado la disciplina del equipo han dejado desprotegida el centro de la defensa (Mendes, Ivan y Pablo Gil lo son), el lateral diestro (se ha ido Carvajal), así como el mediocentro (marcado por las bajas de Mosquera, Mandi y Merchán) y la delantera (con las presumibles ausencias de Joselu y Morata). Atrás el canterano Derik y Mateos podrán cubrir en parte el hueco, mientras que Benavente y José Rodríguez harán lo propio en el centro del campo y Sobrino ayudará en ataque.

Así pues, el cuerpo técnico merengue todavía tiene que reforzar el lateral diestro, el centro de la zaga (con uno o dos centrales), el mediocentro (no se descarta repetir la cesión de Mosquera, procedente del Getafe), la banda diestra (de momento Quini y Lucas ocupan la posición) y la delantera (con un par de arietes, de momento interesa el delantero del Celta B Jota). Es decir, que al filial blanco le restan aún por realizar un mínimo de cinco fichajes, los cuales tendrá que elegir muy bien si no quiere que su aventura en la Segunda División sea de lo más efímera.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información