Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla ya se parece a sí mismo

  • El filial madridista ya ha recuperado al grupo de jugadores que trabajó con el primer equipo
El filial madridista recupera al grupo de jugadores que trabajó con el primer equipo
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El retraso en el regreso de los internacionales alemanes, portugueses y españoles obligó a que José Mourinho tuviera que 'tirar' de la cantera durante los primeros días de pretemporada. Así, el Real Madrid empleó a numerosos jugadores que la próxima temporada formarán parte de la plantilla del Castilla, lo que lógicamene ha condicionado ligeramente la preparación que está realizando el equipo de Alberto Toril.

 

 

Tres días después que sus 'mayores', el Real Madrid Castilla inició su pretemporada el pasado 18 de julio con un total de 13 bajas. Y es que, como señalamos, la mayoría de ellos estaban trabajando con el primer equipo a las órdenes de José Mourinho, mientras que Derik y Jesé disfrutaban de unos días de permiso después de haber ganado el Europeo sub'19 en Estonia. En consecuencia, Alberto Toril empezó a entrenar con un grupo pequeño de futbolistas a la espera que se reincorporaran los internacionales al Real Madrid para 'liberar' a los canteranos de sus compromisos con el equipo.

El pasado sábado los jugadores que llegaron a las semifinales en la pasada Eurocopa volvieron después de sus días de descanso, de forma que Mourinho pudo hacer su convocatoria para la gira americana con todos los integrantes del primer equipo. Sin embargo, en la misma también incluyó a los canteranos Jesús, Nacho, Álex, Jesé y Morata; por lo que estos cinco no harán de manera definitiva la pretemporada junto al Castilla. Bajas importantes que seguramente note el equipo, aunque el pasado sábado el filial blanco ya afrontó su primer amistoso de pretemporada y pudo disponer del bloque ausente en los primeros días.

El resultado, una victoria por 2-0 ante el Getafe B, indica que Alberto Toril ya trabaja en el buen camino con el nuevo Castilla. Solo tiene tres semanas por delante antes de que el equipo debute en la Segunda División con la dificilísima visita que tiene al Madrigal para jugar ante el Villarreal, por lo que deberán de aprovechar al máximo los partidos de preparación para llegar a tono. Este año tendrán el gran handicap de ser una escuadra muy renovada respecto a la que logró el ascenso ante el Cádiz, a lo que hay que unir el poco tiempo para rodarse que van a tener. Queda mucho trabajo por hacer y poco tiempo, pero al menos el Castilla ya va teniendo claro los que están a su disposición y los que no.

Fuente de las imágenes: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información