Ir a versión clásica Ir a versión móvil

'Pirri': "Raúl estará hasta que él decida"

  • El campeón olímpico de esgrima y acérrimo madridista José Luis Abajo, en exclusiva en Defensa Central
El campeón olímpico de esgrima José Luis Abajo, en exclusiva en Defensa Central
Alberto Piñero - La entrevista Alberto Piñero - La entrevista

Dos de las grandes pasiones de José Luis Abajo ‘Pirri’ (22 de junio de 1978, Madrid) son el esgrima y el fútbol. Qué decir respecto a la primera: fue medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín y en los últimos Mundiales celebrados este año, además de medalla de plata en el Masters y sexto actualmente en el ránking mundial. Y a día de hoy está además a punto de emprender un nuevo proyecto para acercar la esgrima a toda la sociedad. Y respecto a la segunda, el Real Madrid es el equipo que le pierde, y en exclusiva para Defensa Central repasa cómo vivió el Clásico.

Antes de nada, ¿de dónde viene el apodo de ‘Pirri’?
Viene de mi abuelo, que me lo llamaba cuando era pequeño. Era un muñeco de cómic que se llamaba Pirracas, y me quedé con ‘Pirri’. El cómic era de mi abuelo, así que yo no lo he podido ver siquiera porque es de hace mucho tiempo, pero también se decía popularmente antes a la gente que era muy trasto.

¿Sabe que a los gatos callejeros de Madrid también se les llamaba Pirracas?
¡Pues no lo sabía! Pero eso ya no tiene nada que ver conmigo… ¡yo gato gato no soy, aunque sí que soy de Madrid y araño de vez en cuando!

“El esgrima es como una partida en la que tú engañas al rival y él a ti”

¿Cómo empezó en la esgrima?
Empecé cuando llegué a Madrid. Debajo de mi casa estaba el club Sala de Armas de Madrid, mi padre había hecho esgrima, y mi madre nos dijo que si nos queríamos apuntar como típica actividad extraescolar. Y eso fue con once años… y hasta ahora, que tengo veinte años más. Empiezas tranquilamente pero un día ganas algo, luego eres campeón de España, comienzas a hacer amigos, a viajar, sigues ganando y llega un momento en el que me llama el equipo nacional en el año 1998. ¡No me lo pensé dos veces!

“Todos hemos hecho esgrima alguna vez… algunos hemos continuado y otros no”

¿Qué le podría contar de la esgrima a alguien que no la conozca?
Pues es un deporte muy completo, con unos porcentajes muy equilibrados entre la preparación física y psicológica. Hay una estrategia y una táctica que es vital para batir a tu rival: atacar, defender, esperar, arriesgar, conservar… y todo eso durante el asalto. Es una partida que le tienes que ganar a tu rival, él te engaña y tú le engañas. Y no es muy complicado además, porque se puede practicar a todos los niveles. Hay gente que lo practica después del trabajo para quitarse el estrés y soltar la adrenalina, y ahí ya no tiene tanto que ver la estrategia, es más que seas más pillo, más atrevido, más valiente… cada uno a su nivel evidentemente. Es igual que cuando te metes por primera vez en el coche, que estás pensando en los espejos, en pisar el embrague, meter primera, sujetar el volante con la otra mano… y luego cuando te sacas el carnet, lo haces sin pensar. Pues en la esgrima es exactamente igual.

“Queremos que la esgrima sea el nuevo pádel”

¿Qué se podría hacer para potenciar la esgrima en la sociedad?
Pues mira, precisamente estoy embarcado en un proyecto para crear un nuevo enfoque de la esgrima. El 10 de diciembre a las 12:00 en la sede del COE haremos la presentación de algo que no se ha hecho nunca hasta ahora, una perspectiva nueva, acercar la esgrima a muchos ámbitos. Vamos a presentar mi nueva página web personal www.pirriesgrima.com con mi historial, palmarés, galería de fotos, vídeos, blog y demás. Y luego vamos a presentar dos páginas web más que son las que avalan el proyecto: nuestra filosofía es que todo el mundo ha hecho esgrima alguna vez, todos hemos cogido alguna vez una espada, una escoba, una rama de un árbol y hemos hecho esgrima, lo que pasa es que algunos hemos continuado y otros no. Así que partiendo de esa base creo que todos pueden estar interesados en hacer nuestro deporte, lo que pasa es que no se ofrece, y nosotros queremos meterlo dentro de jornadas básicamente de eventos, estrategias de comunicación, jornadas de coaching, concentraciones de empresas, etcétera. Por ejemplo, hay un producto que es esgrima para directivos, pero aparte del mundo de la empresa, también abrir el abanico a todo el mundo que quiera escuchar nuestra experiencia, que quiera probar nuestro deporte y retomar aquello que alguna vez empezaron. Dicen que el pádel es el nuevo golf, y nosotros queremos que el esgrima sea el nuevo pádel. O por lo menos que nuestro deporte no sea un tremendo desconocido cuando encima es el único deporte olímpico de origen puramente español.

“Ahora me conocen por la calle, no mucho… ¡pero es que antes nadie!”

Además de esto, ¿usted sigue entrenando?
¡Sí sí! Ahora todos los días, aunque es verdad que luego depende del momento de la temporada. Al principio entrenas mucho más y luego entre competiciones algo menos porque es necesario el descanso. Ahora mismo, empezamos con las Copas del Mundo en enero y dura hasta junio más o menos, son diez torneos por todo el mundo como si fuera el circuito ATP de tenis, por cada torneo te dan puntos y luego hay un ránking en el que estoy sexto a día de hoy. Y también está la liga nacional, que se han disputado ya dos, una en Burgos que gané yo, y otra en Tarragona a la que no pude ir porque estaba en el Masters de París, donde conseguí la medalla de plata.

 

Antes de llegar al Masters, fue medalla de bronce en Pekín. ¿Fue un punto de inflexión para usted?
¡Sí, claro! Es que nada es comparable a ganar una medalla en los Juegos Olímpicos, es lo máximo que puede conseguir un esgrimista, y más si encima es la primera en la historia del país. Ya el color es otra cosa, yo conseguí la de bronce que es la tercera mejor, pero está claro que supuso un punto de inflexión muy grande tanto en mi vida personal como profesional. Ahora soy un poco más conocido, la gente conoce un poco más la esgrima, los medios nos hacen un poco más de caso, nos tienen en cuenta a la hora de valorar el deporte en España. Y por la calle la gente me conoce más que antes… ahora no es mucho, ¡pero es que antes no me conocía nadie!

 “¡Se podría decir que estamos en racha!”

Sin embargo, esa medalla en los Juegos Olímpicos no era la única entonces, ni ha sido la última…
Sí, en los Mundiales conseguí la medalla de bronce este mismo año. Después de una medalla olímpica todo es posible, y ahora vamos a todos los campeonatos ya con la ilusión de conseguir otra medalla, que es para lo que trabajamos tanto. Aquella competición me salió muy bien, pero tuve la mala fortuna de cruzarme en semifinales con el que estaba más en racha ese día, que era el ruso que a la postre ganó, Anton Avdeyev. Pero ganar una medalla en un Mundial después de unos Juegos es bastante difícil. Y hace un par de semanas fue también la medalla de plata en el Masters de París… ¡se podría decir que estamos en racha! Sin duda está siendo mi mejor etapa profesional.

“Mantengo la ilusión como cuando empecé. No me pongo fecha para dejarlo”

En el Masters hubo algo de revancha…
Bueno… gané a Tagliarol en la semifinal, que fue el que me eliminó en los Juegos. Aunque también es verdad que en la final me ganó Boczko, que fue al que le quité el bronce en Pekín. En el fondo es que nos ‘revanchamos’ todos los días, porque los diez y los quince primeros del ránking estamos siempre en las fases finales de los torneos, luchando por las medallas. Unas veces gana uno, y otras veces otro. Lo importante es ser tú el que ese día se lleve la palma, y en unos Juegos Olímpicos que se celebran cada cuatro años, lo importante es ser tú el que vas con las órdenes bien dispuestas para llevarte tú el asalto ahí.

¿Cuáles son los próximos objetivos que se ha marcado?
Bueno, ahí están los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero tengo unos Campeonatos del Mundo antes, en noviembre del año que viene, y aparte espero seguir ganado en todos los torneos que voy. Mantengo la ilusión intacta, como cuando empecé. Es más, es que no me pongo fecha para dejar esto. Mientras siga disfrutando, siga compitiendo, viajando y ganando medallas como ahora, pienso seguir a tope.

“Soy del Madrid desde canijo”

Además del esgrima, ¿practica algún otro deporte?
En realidad juego a todo lo que puedo, pero el fútbol me encanta. Juego al Fútbol 7 en un equipo con mis amigos, y soy del Madrid desde canijo, de toda la vida. Lo raro es que no creo que viniera de familia porque mi padre era del Atlético, y mi hermano y yo somos del Madrid… ¡quizá sería entonces por llevarle la contraria un poco!


¿Hay algún recuerdo asociado al Real Madrid que guarde con más cariño?
Lo tengo claro… el gol de Mijatovic. ¡Fue la hecatombe! A punto de terminar un partido que no estaba bien definido y de repente la coge Mijatovic, dribla al portero y la mete ahí esquinado sin ángulo… ¡fue increíble! Se rompió un hielo muy grande que teníamos. Y luego otro momento muy bonito fue cuando hice el saque de honor en el Bernabéu después de ganar la medalla en Pekín. Era el partido contra el Athletic de Bilbao, y le regalé una espada de aquellos Juegos al club y otra a Raúl, que me la cambió por su camiseta en los vestuarios después del partido. Fue un momento muy especial para mí.

“¡El gol de Mijatovic de la Séptima fue la hecatombe!”

¿Por qué se cambió la camiseta justo con Raúl?
Porque es el jugador que más me gustaba… y que más me gusta, incluso ahora con todos los nuevos fichajes. Raúl y yo hemos mantenido una filosofía muy paralela. Somos casi de la quinta, y yo siempre he mirado mi carrera junto a la suya. Cuando él debutó, yo empecé con el equipo nacional, cuando él metía goles, yo ganaba campeonatos de España, y así. Me parece un deportista nato, lejos de que sea un futbolista y de que esté tan lleno de dinero y demás, es un luchador, un ganador… un campeón, en definitiva. ¡Y que todavía se siga manteniendo en la élite es la pera limonera ya! Los ‘nuevos’ me gustan, está muy bien verlos en el Madrid, pero es que Raúl es un icono.

¿Está Raúl ya en la recta final de su carrera?
Da igual… ¡saldrá y volverá a meter goles! Siempre ha sido igual y será así hasta que él decida. Es un ganador y siempre lo ha hecho.

Además de ante el Athletic, ¿ha podido ver algún partido más en el Santiago Bernabéu?
¡Sí! Conozco muy bien a Emilio Butragueño y de vez en cuando vamos invitados al palco, y la verdad es que estoy muy agradecido. Se puede decir que voy al estadio, e incluso te diré que también estuve en el estadio del Alcorcón en el partido de Copa del Rey.

Cuando no va al estadio, ¿suele verlos también?
¡Sí! Lo intento ver en mi casa o si no en Leganés, con algunos amigos y con mi socio que les gusta mucho el fútbol.

“En la porra del Clásico puse 0-2”

¿Dónde vio el partido ante el Barcelona?
En casa de mi suegra, con mi familia. Estaba mi suegra, mi mujer, mis cuñados y dos amigos más.

¿Había hecho alguna porra antes del partido?
Sí, puse 0-2 y no me la llevé, evidentemente. Pero afortunadamente no se la llevó nadie. La gente que puso a favor del Barcelona pensaba que les iban a brear, cosa que no pasó, y nadie apostó por el 1-0. Y los que pusimos a favor del Madrid encima nos llevamos el disgusto.

“Tras el fallo de Ronaldo, sabía que perderíamos”

¿Qué le pareció el partido?
Tras el balón que falló Ronaldo sabía que íbamos a perder. Si el balón hubiera entrado, otro gallo hubiera cantado, porque estuvimos a punto de ganar el partido y por ese pequeño detalle es por lo que se pierden los clásicos. Porque el partido era de igualdad, nada de un Barcelona superior ni nada de eso que se contaba antes del partido: el Madrid estuvo igual que el Barcelona, y encima en el Camp Nou, que ya es decir.

“Un empate hubiera sido más justo”

¿Fue justo el resultado entonces?
Yo creo que un empate hubiera sido más justo, porque la primera parte fue exclusiva del Madrid. Pero bueno… el 1-0 refleja también que fue un partido de igual a igual, que define Ibrahimovic, pero en una jugada aislada.

¿Vio penalti en la jugada que Ronaldo cae en el área blaugrana tras tocarse con Piqué?
No… yo creo que no. Esos son lances del juego difíciles de ver y creo que no fue penalti.

“Si Raúl hubiera tenido más minutos, quizá hubiera podido definir alguna”

¿Qué le pareció que no jugara Raúl?
Hombre, yo siempre quiero que juegue Raúl. Si hubiera tenido más minutos, quizá los hubiera aprovechado, porque él es el típico que aprovecha la más mínima oportunidad en estos clásicos, suele ser el que define, el que marca la diferencia. Luego salió en la segunda parte a aportar su granito e intentar definir. El partido estaba para eso con uno menos el Barcelona y poder aprovechar algún pequeño detalle. Tuvo la suerte de salir, aunque quizá si hubiera salido todo el partido, hubiera podido definir alguna.

“¡Apuesto por Liga y Champions!”

¿Es de los que no cena después de una derrota así?
No, ¡cené, cené! Yo ceno siempre.

Después de lo visto en Barcelona, ¿cree que el Madrid puede ganar algún título?
¡Sí, la Champions y la Liga! Apuesto por ello.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información