Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Gil, un catalán muy madridista

  • Cuando el Madrid marca un gol Pedro se besa el tatuaje del escudo blanco
El campeón del mundo lleva el escudo del Madrid tatuado en su brazo
Defensa Central Defensa Central

El pasado sábado la selección española de hockey sobre patines se proclamaba por cuarta vez consecutiva como campeona del mundo al derrotar por 5-4 a Argentina en la final disputada en el propio país Sudamericano. Entre los campeones sobre salía un nombre, el del mejor delantero del mundo de esta disciplina, Pedro Gil, que ha confesado que el Real Madrid es el club de sus amores.

Con una trayectoria más que ejemplar, Pedro Gil se convertía el pasado fin de semana por quinta vez en campeón del mundo de hockey sobre patines. El delantero catalán es todo un héroe en esta disciplina, no en vano ha militado en los mejores equipos españoles y portugueses, con lo que ha conseguido ligas, copas, copas de europa… vamos, todo un ejemplo.

Así, el jugador nacido en San Sadurní de Noya, municipio de la provincia de Barcelona, en una reciente entrevista ha confesado ser acérrimo seguir del Real Madrid: “Es el club de mis amores”, aseguró. Tal es la pasión de Pedro por el equipo blanco que no ha dudado en tatuarse el escudo del Madrid en su brazo. Esta afición ha sido muy criticada desde ciertos sectores radicales de Barcelona, pero el jugador tiene claro que su pasión es el Madrid y nunca dejará de reconocerlo.

Pedro Gil se siente orgulloso de representar a España y no duda en declararlo a los cuatro vientos: “Yo soy español y cada vez que me pongo la camiseta de la selección española me siento orgulloso. Cataluña es donde vivo”, al hilo de lo que señaló: “Además, no me siento catalán. Simplemente me siento español”.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información