Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La séptima liga del Real Madrid

  • DC rememora los 31 campeonatos de Liga ganados por el conjunto blanco
Carlos Carrasco- El reportaje
Carlos Carrasco- El reportaje Carlos Carrasco- El reportaje

Dos dobletes seguidos Liga-Copa de Europa era algo magnífico y casi irrepetible. La dificultad que representa llevar una actuación regular en la Liga e ir pasando eliminatorias en el torneo continental es máxima y propició , en cierta medida, dos años de sequía en cuanto a títulos ligueros. Eso si, cuando el Real Madrid se propone algo, raras veces no lo consigue y en la temporada 1960-61, la Liga era una verdadera prioridad para Bernabéu, Muñoz y los suyos.

Y el Real Madrid volvió a ganar la competición española con una autoridad nunca vista hasta entonces. En el capítulo de fichajes , pocas novedades. Simonsson, uno de los subcampeones del mundo en Suecia en 1958 era el ‘galáctico' de ese año. Apenas tuvo oportunidades , pues contar con opciones en la punta de ataque del Real Madrid se había puesto muy caro. Di Stéfano, Puskas, Gento o Canario le cerraron las puertas de la titularidad y el sueco se marchó al año siguiente a la Real Sociedad. el centrocampista Felo tampoco triunfo, pese a permanecer un lustro en el club. Más suerte tuvo Vicente, quien llegó del Espanyol y conquisto el trofeo Zamora de aquel año, gracias a sus 25 tantos encajados.

Entre las bajas más destacadas figuran los nombres de Didí ,que aterrizó en Madrid con la vítola de ser uno de los mejores futbolistas de Brasil y que no se adaptó al equipo, y de los históricos defensas Atienza y Lesmes.

Curiosamente, pese al buen campeonato, el Real Madrid comenzaría perdiendo en la primera jornada de liga ante el Atlético en el Metropolitano, una derrota que sirvió de acicate para los blancos, que encadenarían una racha de 21 partidos sin perder. Cuando ahora se habla de que el Real Madrid de Mou, Cristiano, Xabi Alonso, Benzema y compañía romperán todos los récords, el club blanco del año 61 con Muñoz en el banquillo y Di Stéfano , Santamaría , Del Sol o Puskas en el campo se podría considerar sus predecesor.

Lograron la mejor marca de puntos hasta la fecha , con 52. Sufrieron sólo dos derrotas a lo largo del campeonato y batieron el registro de menos goles encajados. Además, mantuvieron al segundo, el Atlético de Madrid a una distancia prudencial durante todo el año . Tampoco podemos olvdarnos que en septiembre de 1960 se conquistó la primera Copa Intercontinental, un trofeo que acreditaba a los merengues como el primer campeón en Europa y más allá del Atlántico

La estrella : Miguel Muñoz

Por encima de los goles de Di Stéfano o de Puskas , de la sólida defensa comandada por Santamaría, Pachín o Marquitos o de las paradas de Vicente, hubo un hombre que destacó por encima de todos. Estaba en el banquillo. Era Miguel Muñoz.

El legendario jugador y técnico del Real Madrid llegó al banquillo en 1960 y pasa por ser el entrenador que más tiempo ha estado dirigiendo a la plantilla blanca. Nada más y nada menos que 14 temporadas . Suya fue la misión de llevar a cabo la transición de la escuadra madridista desde la etapa dorada de Di Stéfano hasta el Madrid ‘ye-ye'.

 

Conocedor de los entresijos de la Casa Blanca al milímetro. Nadie como él para llevar a buen puerto la nave blanca. Sus triunfos fueron fruto del esfuerzo, de un profundo conocimiento de sus recursos y de sus sentimientos madridista. Suyo fue el mérito de esta victoria liguera y de las muchas que vendrían después.

El partido: Real Madrid-Mallorca (3-0)

Por delante del 8-0 que los blancos endosaron al Elche, el alirón a siete jornadas para el final del campeonato fue mucho más celebrado por los madridistas. Los atléticos pincharon ante la Real , por lo que la victoria daba el título a los merengues.

Al conjunto madridista no le pudo la responsabilidad y, lejos de amilanarse, saltó al terreno de juego con ganas de ‘comerse' a su rival. Así, Del Sol marcó el primero a los tres minutos del comienzo. En la segunda parte, tras un acercamiento del Mallorca al área de Vicente, Del Sol repite tanto y Canario (el toque brasileño de este Madrid) sube el 3-0 al marcador.

 

El Real Madrid volvió a ocupar su trono en España de la mejor manera posible. Batiendo récords y con una exhibición de poderío. De esas que no tardaría en repetir en los años sucesivos.

 

 Clasificación extraída de Wikipedia

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información