Ir a versión clásica Ir a versión móvil

ERC piensa en Laporta...¡para alcalde!

  • El presidente del Barcelona podría liderar las listas para el ayuntamiento de Barcelona
El presidente podría liderar las listas para el ayuntamiento de Barcelona
I.L. I.L.

Muchos nos lo imaginábamos, pero ahora parece que es posible. Juan Lapuerta, ese político frustrado metido a presidente del Barcelona, va a poder desquitarse de sus complejos pasados ejerciendo la profesión que realmente le gusta.

Porque, según anunció Josep Pedrerol en el programa de Intereconomía Tv Punto Pelota, el máximo mandatario culé parece haber encontrado un partido dispuesto a adoptar sus intransigentes ideales políticos. Y no es otro que el de Izquierda Republicana de Cataluña, que además podría tener un plan establecido para que Laporta mate su tiempo libre una vez que se aparte del mundo del fútbol: ser candidato a la alcaldía del Barcelona en las elecciones municipales de 2011.

CANDIDATO POR ERC PARA EL AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Por increible que parezca, los Carod Rovira, Joan Puigcercós y demás pandilla de cazurros catalanes están dispuestos a dejar un hueco a Laporta en la vida pública catalana. Y sería liderando las listas electorales de esta formación independentista para el ayuntamiento de Barcelona, un enclave en el que ERC no anda precisamente sobrada de votos, y más aún después de los últimos descalabros electorales, cuando el aragonés Carod Rovira estaba al frente de la formación.

Dicho lo cual, parece que Laporta encontró al fin un partido político que le aceptase una vez que el Partido Socialista Catalán y Convergencia y Unión declinaron el ofrecimiento del máximo mandatario culé de formar parte de sus filas. Y es que, aunque Laporta piense lo contrario, este personaje es uno de los más odiados por la sociedad catalana una vez demostrada su enfermiza animadversión hacia los valores constitucionales este maravilloso país llamado España.

UNA CLASE POLÍTICA CONTAMINADA

Tendrá así la oportunidad de demostrar al mundo si de verdad es un líder político como él mismo se cree, o si es un martir, como ha ocurrido en el Barcelona, donde sus méritos en este ciclo exitoso del Barcelona han sido escasos o más bien nulos. Lo que parece triste es que una clase política como la catalana, apestada como lo está con nombres como los de Montilla, Artur Mas o el mencionado Carod Rovira, haya tenido el dudoso gusto de admitir a este deplorable personaje. En fin, como diría el refrán, Dios los cría y ellos se juntan...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información