Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mourinho incrementa su palmarés pensando en Madrid

  • El Inter de Milán consiguió el Scudetto venciendo a domicilio al Sienna
El Inter de Milán consiguió el Scudetto venciendo a domicilio al Sienna
Jaime de Carlos - EP Jaime de Carlos - EP

El Inter de Milán no perdonó y se llevó su quinto 'Scudetto' consecutivo tras ganar (0-1) en el campo del Sienna, gracias a un gol del argentino Diego Milito que dejó el título en manos de los milaneses, a pesar de que el AS Roma tampoco falló (0-2) en su visita al Chievo Verona en la última jornada del Calcio.

Los de Jose Mourinho fueron fieles a su estilo hasta el final y, a pesar de no cuajar un gran partido, lograron un trabajado triunfo por la mínima, que les llevó a subir su segundo peldaño del 'triplete'. Como sucediese a lo largo de toda la campaña Diego Milito volvió a ser clave para el Inter y puso la guinda a su gran temporada con el tanto que dejó el título liguero en Milán.

No obstante, los visitantes sufrieron para lograr una victoria que se hizo esperar mientras llegaban noticias desde Verona del triunfo del AS Roma. Curci, el portero local, se coronó como el mejor jugador del partido tras desbaratar en la primera parte varias ocasiones de los interistas.

Conforme avanzaban los minutos, la ansiedad de los visitantes era cada vez mayor. Mourinho decidió poner a todo su arsenal atacante en el campo y dio entrada a Pandev por Motta. Aunque los acercamientos se desvanecían en los últimos metros, fue una jugada personal de Cambiasso la que puso en jaque a la defensa local. El argentino llegó hasta a la frontal del área y asistió en profundidad a Milito, que no perdonó ante el meta y desató la locura entre los aficionados del Inter, que vuelven a celebrar un año más el título liguero.

Victoría inútil de la Roma

A la espera de lo que sucediese en Sienna estaba el AS Roma, que partía con una desventaja de dos puntos en la última jornada y necesitaba una derrota del Inter para llevarse la Liga. Una gran segunda vuelta permitió a los romanos llegar con opciones a la última jornada, aunque en el equipo de la capital sabían que necesitan un milagro para ganar su primer 'Scudetto' desde 2001.

Su rival, el Chievo Verona, no opuso resistencia y los de Claudio Ranieri sentenciaron el partido antes del descanso. Primero fue Mirko Vucinic, que ha sido uno de los grandes artífices del rendimiento de los romanos en la segunda parte del campeonato, el que adelantó a los visitantes con un fuerte disparo dentro del área.

No quisieron sorpresas los capitalinos, que resolvieron el encuentro seis minutos más tarde, gracias un disparo lejano de Danielle de Rossi desde fuera del área. La segunda mitad fue de los transistores y los jugadores romanistas esperaron las noticias de Sienna, que les dejaron con el sabor amargo del subcampeonato.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información