Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Moratti, repéscame, por favor"

  • Ibrahimovic mostró hace unos días su desesperación por irse del Barcelona
Ibrahimovic mostró hace unos días su desesperación por irse del Barcelona
I.L. I.L.

Hace ahora un año parecía increíble que Zlatan Ibrahimovic quisiera seguir en el Inter. Pues bien, doce meses después el Barcelona ha hecho posible lo imposible: el sueco quiere regresar al conjunto italiano, el cual abandonó en agosto harto tras varias polémicas con sus aficionados.

El Barcelona se ha convertido en una pesadilla para uno de los supuestos tipos duros del fútbol internacional. El íntimo amigo de Piqué está desesperado por abandonar el conjunto culé, en vista que hasta Guardiola ha sido capaz de reprenderle públicamente y de que 'cracks' internacionales como Bojan y Pedrito le han quitado la titularidad dejándole sumido en la tristeza del banquillo. Al parecer, el sueco ha huido de Milán para meterse en un equipo aun peor, donde los Messi, Xavi e Iniesta le han quitado el protagonismo que tenía en el Inter.

Y es que, por lo visto, la situación ha llegado a ser desesperada para Ibra. Según ha informado el diario italiano "Repubblica" el jugador llamó al presidente del Inter, Massimo Moratti, precisamente unos días después de que el equipo transalpino eliminara de la Liga de Campeones al Barcelona. La petición del nórdico no pudo ser más clara: "Repéscame, por favor". Sin embargo, el dirigente no se apiadó del incomprendido futbolista y le respondió con un educado, pero frío "gracias, te informaremos si nos interesa".  Una petición del jugador que sorprende teniendo en cuenta que algunos rumores indican que el propio Zlatan comentó tras el partido en el vestuario del Barça que "si el Inter gana la Champions, me pego un tiro".

Así que la desesperación le hizo claudicar, de manera que buscó la forma de regresar a su antiguo equipo. Incluso, de nada sirvió que el delantero le pidiera perdón por sus anteriores pecados, es decir, por su mal comportamiento la pasada temporada. Pero Moratti sólo hizo oidos sordos. Es decir, que la estrella de los 70 millones de euros ha acabado en jugador estrellado que en los últimos meses ha estado más preocupado por ofrecerse a otros clubes que por rendir al máximo para su propio equipo. Quizás se imaginaba ya lo que iba a ocurrir, que no ha sido otra cosa que el fichaje de David Villa por el Barcelona. Con el asturiano su futuro se ha ennegrecido totalmente en la ciudad Condal, por lo que al próximo presidente culé se le queda la papeleta de colocar el 'paquete' de Ibra a otro club.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información