Ir a versión clásica Ir a versión móvil

España sufrió y Llorente lo arregló

  • Escocia 2-3 España
Escocia 2-3 España
DJ - Agencias DJ - Agencias

La selección española de fútbol sacó galones de campeón mundial para resolver un extraño partido en Escocia (2-3), encarrilado con dos goles iniciales y enrevesado por la fulminante reacción del equipo escocés, que empató el choque y obligó a Fernando Llorente a ejercer de nuevo como salvador del equipo.

Con este triunfo, España sigue viento popa camino de la Eurocopa de Ucrania y Polonia, ya que suma tres triunfos en sendos compromisos frente a Liechtenstein, Lituania y Escocia, partidos diferentes que la campeona mundial siempre ha sabido resolver.

En Glasgow, España dominó el partido desde el pitido inicial y cumplió el típico guión de una partido de rival pequeño contra campeón consagrado. Escocia se parapetó con diez hombres bajo el mando del cuarentón David Weir, jefe de una zaga que se deshilachó por la banda derecha gracias a la insistencia de Capdevila e Iniesta.

En el primer cuarto de hora, la campeona mundial acumuló cuatro remates, dos de Villa y otros tantos de Silva. A falta de Xavi Hernández, fue Xabi Alonso el que movió al equipo con maestría desde el centro del campo. Si el catalán reina en el pase corto, el vasco opta por levantar la vista y embocar pases largos con precisión de cirujano. El plan B también es vistoso y también da frutos.

La primera gran ocasión española llegó en el minuto 15, una combinación diabólica en la frontal que habilitó en solitario a Silva y que McGregor desbarató con los pies tras el tiro raso del canario. Acto seguido Morrison marró la mejor ocasión local, un remate a bocajarro que Capdevila sacó casi en línea de gol. Al fin llegaban señales de vida en el bando escocés.

Sergio Ramos remató alto un centro de Iniesta y a la media hora Villa dispuso de su tercera oportunidad de igualar a Raúl, pero el portero escocés desarmó su artimaña en el área pequeña. El Guaje parecía nublado, pero, tras sendos tiros lejanos de Iniesta y Silva, aclaró el punto de mira y disparó a gol desde el punto de penalti (min.43). Una clara mano de Whittaker a remate de Ramos se lo había posibilitado.

Escocia se vino arriba y Llorente no falló

FICHA TÉCNICA.

ESCOCIA 2: McGregor; Bardsley, Weiw, McManus, Whittaker; McCulloch (Adam, min.46), Naismith, Fletcher, Morrison, Dorrans; y Miller.

ESPAÑA 3: Casillas; Sergio Ramos, Piqué, Puyol, Capdevila; Busquets, Xabi Alonso; Cazorla (Pablo Hernández, min.70), Iniesta, Silva (Llorente, min.76); y Villa.

GOLES:.

   0 - 1, min.44, Villa.

   0 - 2, min.55, Iniesta.

   1 - 2, min.57, Naismith.

   2 - 2, min.66, Piqué (PP).

   2 - 3, min.79, Llorente.

ÁRBITRO: Massimo Busacca (SUI). Espulsó por doble amarilla a Whittaker (min.43 y min.89) y amonestó a Miller (min.73) por parte de Escocia.

ESTADIO: Hampden Park. 51.322 espectadores.

El guión previsto siguió cumpliéndose al inicio de la segunda parte, con el equipo grande avisando por medio de Silva y golpeando después con Iniesta (min.55). Alonso volvió a sacar el bisturí, descerrajó la defensa escocesa con un gran pase interior a Villa, que cedió atrás. El remate rechazado de Cazorla dejó un balón muerto en medio del área que Iniesta trasladó a la red con suavidad.

El segundo tanto generó una tranquilidad muy breve porque, para sorpresa de todo Hampden Park, el guión saltó por las aires. Solo un escocés ilusionado podía imaginar un gol de un equipo y solo un escocés fanático podía imaginar dos. Y fue lo que pasó en apenas ocho minutos.

Capdevila protagonizó dos desajustes en su banda izquierda y, con efectividad pasmosa, Escocia aprovechó ambos. Primero Miller metió un gran centro que Naismith mandó de cabeza a las redes y después Piqué introdujo en la portería de Casillas un envío raso. Una hora después, todo volvía al principio.

Un entrenador también juega los partidos y Vicente Del Bosque volvió a exhibir su buena mano con los cambios. Introdujo a un eléctrico Pablo Hernández y a un decisivo Fernando Llorente. Tras sus dos goles a Lituania, el riojano refrendó su excelente momento de forma en el primer balón que tocó, un centro de Capdevila que empaló a la red con la pierna derecha.  

El tanto desfondó definitivamente a Escocia, un equipo capaz de suplir con grandes dosis de amor propio sus evidentes carencias técnicas. La expulsión de Whittaker por doble amarilla y varias ocasiones perdidas por España para redondear el marcador cerraron un partido muy entretenido en el añejo Hampden Park.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información