Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Valdés tenía que haber sido expulsado"

  • Bolaños no duda de que el portero azulgrana no debería acabado el partido
Bolaños no duda de que el portero azulgrana no debería acabado el partido
Redacción Redacción

El jugador del Copenhague Christian Bolaños ha asegurado que el portero del FC Barcelona Víctor Valdés tendría que haber sido expulsado en el encuentro que les enfrentó este martes en el Parken Stadion (1-1), por la jugada en la que golpeó desafortunadamente a N'Doye en una salida fuera del área."Valdés tenía que haber sido expulsado. La jugada con N'Doye era falta a favor nuestro y roja para Valdés. La roja es muy clara. Se trata de una jugada demasiado peligrosa. No toca el balón, a lo que va es a la cara y lo golpea muy fuerte", criticó en declaraciones al programa 'Què has dinat?' de COM Ràdio recogidas por Europa Press.

En cambio, aseguró que su manotazo y codazo a Puyol y Keita, respectivamente, no eran de roja. "No, yo no merecía la expulsión. No soy un jugador agresivo, soy muy diferente a eso. Lo que trato es cubrir la pelota. La jugada con Puyol fue de inercia, traté de presionar y no fui con el codo sino con el hombro. Puyol chocó conmigo. Con Keita intenté cubrir el balón con la espalda", indicó.Para Bolaños, todo se trata de una filosofía de juego diferente. "Nosotros jugamos más fuerte que en España, es nuestro estilo. Aunque son estrellas, a lo mejor el Barça no está acostumbrado. Jugando al cuerpo a cuerpo se resentían, son dos estilos muy diferentes", señaló.


En cuanto al enfrentamiento entre Solbakken y Guardiola al finalizar el partido, excusó a su técnico. "Solbakken es un entrenador muy tranquilo. Los partidos los vive muy intensos, los pasa gritando mucho, es un entrenador muy eufórico. Es una cuestión de personalidad. Está muy contento. Hicimos un partido muy intenso, cerrando espacios, hicimos sentir incómodos al Barça", apuntó.De hecho, polémicas a parte, el extremo celebró el punto conseguido, que les deja muy cerca del pase a octavos de final. "El empate con el Barça es para celebrar, no todos los días se empata con el mejor equipo del Mundo. El equipo está muy contento, pero sabemos que aún no hemos conseguido nada. Tenemos que seguir trabajando y dependemos de nosotros para estar en octavos. Después del sorteo se pensaba que el Copenhague quedaría último de grupo. Hemos estado callados para sacar resultados positivos", manifestó.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información