Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Milán al fin mira al Inter por encima del hombro

  • Udinese y Nápoles se quedan solos en la cabeza de la tabla
EFE EFE


Con tres goles ante el Reggina, el Nápoles dejó hoy claro que lo suyo no pretende ser la aventura de un modesto en las primeras jornadas del campeonato y que quiere aferrarse al primer puesto en la clasificación, que ya comparte con otra de las sorpresas de esta temporada: el Udinese.

Después de la novena jornada, tan pasada por agua que obligó a suspender el partido entre el Roma y el Sampdoria en el Olímpico de la capital italiana, el Nápoles y el Udinese han conseguido desmarcarse del Inter, con quien hasta ahora compartían podio pero que esta noche no pasó del empate.

Un sólo jugador, el argentino Germán Denis, se bastó y se sobró para dar la rotunda victoria, por 3-0, al Nápoles frente al que sigue siendo el colista de la clasificación, el Reggina.

El "hat trick" del delantero argentino, dio muestras de la superioridad que los pupilos de Edoardo Reja hicieron patente sobre el terreno de juego para exigir que se les tenga en cuenta en las quinielas de esta temporada.

El Udinese no fue menos y consiguió aguantar la primera posición gracias a los goles del chileno Alexis Sánchez y del italiano Fabio Quagliarella, quien remató un partido en el que el equipo de Pasquale Marino tuvo el control de la pelota por encima del 60 por ciento del tiempo.

Los favoritos tras los "modestos"

Detrás de estos dos "modestos" consigue mantener el tipo el Milán, que gracias a su victoria ante el Siena escala un puesto en la clasificación y pasa por delante de su eterno rival, el Inter del portugués José Mourinho, que volvió a cosechar un empate.

El Milán contó con un Filippo Inzaghi que trajo de cabeza a la defensa visitante y que salió al terreno de juego desde el primer minuto para demostrar que él puede ser titular y no sólo en ausencia del brasileño Ronaldinho, como ocurrió esta noche. Kaká sentenció el encuentro de penalti.

El Inter, revuelto estos días por las muestras públicas de enfado de Mourinho ante la actitud de ciertos jugadores, no pasó de nuevo del empate en su visita a un Fiorentina que le pisa ya los talones en la quinta posición de la tabla.

Cuarto, por tanto, el Inter, que empezó siendo segundo, empatado a puntos con Udinese y Nápoles, después de un partido en el que el sueco Zlatan Ibrahimovic fue el único capaz de generar peligro y en el que el portero brasileño Julio César logró parar un tiro del equipo rival desde el borde del área con gran peligro.

El Lazio, a duras penas

Un gol en propia meta de Mantovani por el Chievo Verona, penúltimo ahora en la tabla, dio un respiro al Lazio, que parece no terminar de despegar, pero que, poco a poco, ha conseguido auparse hasta el noveno puesto de la clasificación.

Las cosas se habían puesto muy negras para los romanos, pues el Chievo consiguió adelantarse en el marcador; gol que consiguió empatar a los tres minutos el macedonio Goran Pandev.

El Génova sacó tres nuevos puntos de su estadio frente al Cagliari y se sitúa ya en la sexta posición, tras un partido en el que los visitantes terminaron con diez jugadores y que vio además seis tarjetas amarillas.

El Torino y el Atalanta no ofrecieron un gran espectáculo en un partido que terminó 2-1 a favor de los turineses; mientras que el Lecce y el Palermo también aburrieron en un encuentro que terminó con empate a un gol.

Por último, tuvo que suspenderse el encuentro entre Roma y Sampdoria debido a la "tromba" de agua que cayó sobre el estadio Olímpico de la capital italiana.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información