Ir a versión clásica Ir a versión móvil
28 septiembre 2016

Hoy seguro que no hablan de manos en Barcelona...

  • El árbitro perdonó un penalti a favor del 'Gladbach' por una mano clarísima de Gerard Piqué
Gerard Piqué, mano Gerard Piqué, mano
La mano de Gerard Piqué
Defensa Central Defensa Central

En las últimas semanas en Barcelona y en la prensa culé se ponía el grito en el cielo por las manos, pero este miércoles se abandonará ese tema para ocultar la acción de Gerard Piqué que el árbitro no quiso pitar en el partido ante el Borussia Moenchengladbach.

Apenas se habían disputado dos minutos del partido entre el Barcelona y el Borussia Moenchengladbach de la Liga de Campeones y el árbitro ya le había echado una mano, y nunca mejor dicho, a los hombres de Luis Enrique. Piqué cortó con la mano una acción ofensiva de los alemanes y lo hizo dentro del área, pero el árbitro esloveno Skomina, a pesar de que lo vio, prefirió mirar para otro lado.

Esa acción fue decisiva para el devenir del partido porque el ‘Gladbach’ se adelantaría a la media hora de juego, por lo que a esas alturas, y si hubiera metido el penalti provocado por Piqué, se habría puesto con un claro 2-0. Pero nada de eso ocurrió gracias a una nueva ayuda de los árbitros al Barcelona, que aprovechó el favor para acabar remontando el encuentro.

Es decir, que si el árbitro hubiese cumplido su trabajo el Barcelona se habría encontrado con dos goles de desventaja, pero Skomina prefirió pasar de pitar el penalti y los culés sumaron tres puntos que les allanan el camino para hacerse con la primera plaza del grupo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información